14 de octubre de 2019 | Actualizado 7:08

Logis Empordà incorpora la empresa OKM Química Ortopèdica

Cimalsa también está negociando la llegada de otras compañías a esta plataforma logística, que podrían hacerse públicas en los próximos meses
Cimalsa

La empresa OKM Química Ortopédica se implantará en Logis Empordà, centro de logística, distribución y actividades de valor añadido promovido por Cimalsa. OKM Química Ortopédica está especializada en la producción y la distribución de soluciones técnicas para la ortopedia y exporta a más de 50 países. Ha adquirido 19.163 metros cuadrados y prevé instalarse durante el primer semestre de 2020. Además de esta incorporación, Cimalsa se encuentra en fase de negociación con otras compañías para que se instalen en la plataforma ubicada en Far d’Empordà (Girona).

OKM Química Ortopédica espera abordar su crecimiento a medio plazo a través de esta adquisición y, a día de hoy, ya ha realizado el primer pago del terreno. No obstante, su instalación se encuentra en fase inicial, puesto que no ha solicitado todavía la licencia de obra. “Logis Empordà ha recibido a través de esta venta un nuevo impulso, que se suma a la reactivación de la que será la futura estación intermodal del Empordà”, afirman desde Cimalsa. Durante las próximas semanas, la compañía tiene previsto hacer pública la instalación de nuevas empresas a Logis Empordà.

Con sus 73 hectáreas de superficie bruta, la plataforma de Far d’Empordà ofrece diferentes servicios en todas sus parcelas, como la gestión de aguas residuales sostenibles, un depósito de agua potable, suministro eléctrico de media tensión y una red anti incendios comunitaria. El centro logístico está localizado al lado de la estación intermodal de Vilamalla, que cuenta con capacidad para gestionar mercancía ferroviaria contenerizada, frigoríficos, granel y automóviles, entre otros. “Destaca por su buena accesibilidad, al encontrarse a cuatro kilómetros de la autopista AP-7, a menos de un kilómetro de la carretera nacional N-II y a pie de carretera de la C-31,” recuerdan desde Cimalsa.