13 de noviembre de 2019 | Actualizado 18:12

Una de cada tres empresas de transporte de mercancías sufre riesgo de impago

La facturación media de los 30.000 operadores de transporte de mercancías en España es de 2,3 millones de euros, según un estudio de Crédito y Caución
El 79% de las compañías de transporte de mercancías en España son microempresas | Scania

El sector del transporte está afrontando cambios disruptivos. Factores como el avance de las nuevas tecnologías y la presión para reducir las emisiones de CO2 han tenido un impacto significativo sobre las empresas de este ámbito. En la actualidad, una de cada tres sufre riesgo de impago en España, según datos de Crédito y Caución. Aunque el transporte marítimo y aéreo presentan mejores márgenes, los operadores ferroviarios presentan resultados negativos desde 2013. Además, el transporte por carretera y por vías navegables, éste último de escasa presencia en España, ofrecen resultados muy ajustados.

España cuenta en la actualidad con más de 30.000 empresas en este sector y el 31% del total sufre un riesgo elevado de impago. El transporte de mercancías demanda cada vez más rapidez, eficiencia y sostenibilidad, lo que supone un desafío para el sector empresarial, explican desde Crédito y Caución. Concretamente, el riesgo es máximo en el 4% del sector, un porcentaje que se incrementa el 12% en el transporte por vías navegables, que sólo representa el 1,2% de esta actividad. En contraposición, el transporte marítimo de mercancías es el que menos riesgo tiene en esta categoría, un 3% del total.

Junto al transporte por ferrocarril, cuyo riesgo medio es del 46%, el transporte en carretera es el que experimenta un riesgo más elevado, con el 42% del total, siguiendo los mismos estándares. No obstante, se debe tener en cuenta que el 96,6% del sector pertenece a este último grupo, y por tanto se ven afectadas un mayor número de empresas.

La facturación media de los operadores de transporte de mercancías es de 2,3 millones de euros. Si se divide por ámbitos, el transporte ferroviario es el que más factura, con 20,2 millones de euros, que se explica por Renfe Mercancías. Sin embargo, también es el que obtiene peores resultados medios, con una pérdida de 1,1 millones de euros. Los ámbitos que más facturan después de éste son el aéreo y el marítimo, con 7,1 millones y 6,8 millones, respectivamente. En cambio, estos sectores son los que obtienen resultados medios más rentables, con 62.000 euros en el transporte marítimo y 34.000 euros en el aéreo.

Además, cabe prestar especial atención al transporte por carretera, con un margen muy ajustado que deja resultados medios entorno a 70.000 euros, constata Crédito y Caución en su informe. Su reducido tamaño sólo es superado por el de las empresas dedicadas al transporte de mercancías por vías navegables, con 40.000 euros de resultados medios.

El análisis permite observar también claramente la atomización que experimenta el transporte de mercancías en España. La mayoría de empresas, el 71%, son de tamaño micro. Además, sólo el 1% ha alcanzado la dimensión de gran empresa. Destaca especialmente la cantidad de microempresas dedicadas al transporte por carretera, el 79% del total. Este hecho explica la predominancia de ésta en la distribución sectorial del transporte de mercancías. En contraposición, el transporte en ferrocarril es el que cuenta con menos microempresas, el 26%, seguido de lejos por el aéreo con el 49%.

Respecto a la antigüedad de las compañía, observamos que la mayoría de las empresas muestran un gran dinamismo. El 44% no existía antes de la crisis, un porcentaje que crece ligeramente en el transporte de mercancías por carretera, con el 52%, y el ferrocarril, con el 46%. En el otro extremo, el 22% de las empresas aéreas y el 19% de las marítimas tienen más de 25 años de antigüedad.

En cuanto a la distribución geográfica de las empresas en el Estado español, comunidades autónomas como Andalucía, Castilla-La Mancha y Castilla y León presentan porcentajes muy superiores a su peso en el tejido empresarial, aunque Catalunya, Valencia y Madrid siguen siendo las líderes del sector.