20 de julio de 2019 | Actualizado 18:54
La pista de aterrizaje tiene más de cuatro kilómetros de longitud | CRIA

El Aeropuerto de Ciudad Real reiniciará sus operaciones en primavera

"Varias empresas han mostrado interés en operar carga", han avanzado desde la sociedad gestora de la infraestructura aeroportuaria

Las instalaciones del Aeropuerto de Ciudad Real volverán a ver aterrizar y despegar aviones esta primavera, entre abril y mayo. Es la previsión de la sociedad gestora de la infraestructura, Ciudad Real International Airport (CRIA), propiedad del empresario Rafael Gómez Arribas, ligado a la construcción y al sector aeronáutico durante 20 años.

Después de años de polémicas, la sociedad gestora del aeropuerto de Ciudad Real logró adjudicarse la infraestructura en un concurso de acreedores tras abonar más de 56 millones de euros. A esta cifra, debe añadirse la inversión que CRIA está asumiendo para volver a poner el aeropuerto en los mapas de navegación aérea, «una cuantía que en estos momentos es complicado precisar», explican desde la compañía.

Tras la orden ministerial aprobada la semana pasada para convertirlo en aeródromo AFIS, una designación que permite un notable descenso de costes operativos, ahora el siguiente paso es una nueva visita técnica de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) para revisar las instalaciones y su adecuación. Según fuentes de CRIA, este análisis se llevará a cabo en un par de semanas y «si todo lo que había que modificar se ha hecho correctamente, AESA aprobará el inicio de la actividad».

“Tras muchos años” y diferentes eventualidades “que nos han traído por el camino de la amargura”, podrá salir adelante el aeropuerto, explicaba el presidente de Castilla La Mancha, Emiliano García-Page, después de reunirse el pasado día 8 de enero con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos. El presidente manchego mostró su satisfacción por la financiación de la sociedad gestora del aeropuerto que le ha permitido «tirar del proyecto», además de contar con un plan de viabilidad que pasa por «alternativas industriales» y de «sostenibilidad empresarial». García-Page también adelantó que ya existe «un preacuerdo cerrado con una empresa importante» que el Gobierno autonómico ha puesto a disposición del propio aeropuerto de Ciudad Real.

Por su parte, los gestores de la nueva infraestructura aeroportuaria han mostrado cautela y han preferido esperar a que fructifiquen las negociaciones para dar nombres, aunque sí reconocen que «varias empresas han mostrado interés en operar carga desde Ciudad Real». El aeropuerto, añaden desde CRIA, tendrá en la carga y el mantenimiento dos de sus pilares fundamentales, además de los pasajeros. A este respecto, aseguran que ser un aeropuerto internacional privado les facilita ofrecer unos servicios a un precio muy competitivo y su cercanía a Madrid les posiciona como una ubicación idónea para captar negocio.