21 de septiembre de 2019 | Actualizado 12:24
Reunión de Grimaldi y el puerto de Barcelona la semana pasada | Puerto de Barcelona

Grimaldi renueva y moderniza los dos buques de la línea Barcelona-Civitavecchia

Los trabajos en ambos buques permitirán a la naviera reducir sus emisiones de dióxido de carbono e incrementar la capacidad de transporte

Los ferries ‘Cruise Roma’ y ‘Cruise Barcelona’, pertenecientes a la empresa Grimaldi Group, han iniciado un proceso de alargamiento y rehabilitación total. Estas dos embarcaciones cubren la línea diariade la naviera italiana entre Barcelona y Civitavecchia. Este proyecto ha comportado la incorporación de mejoras para reducir las emisiones de dióxido de carbono y también una incremento de la capacidad de transporte. De hecho, los dos buques se convertirán en ferries de cero emisiones durante su estada en puerto.

En una reunión celebrada la semana pasada con responsables de Grimaldi Logística España y la Autoridad Portuaria de Barcelona, se informó a los implicados sobre los trabajos en curso y se valoró la adaptación de la infraestructura y de los servicios portuarios para las nuevas embarcaciones. Según el puerto catalán, las actuaciones ya se han puesto en marcha y el primero de los barcos, el ‘Cruise Roma’, se encuentra en los astilleros de la empresa Fincantieri en Palermo (Italia). 

Los ferries incorporarán un sistema de filtros de gases para reducir las emisiones de sus motores durante las travesías, así como un sistema de baterías que almacenará la electricidad producida durante la navegación. Esta electricidad se utilizará para suministrar energía al barco cuando esté en el puerto, sustituyendo de esta forma a los generadores auxiliares. El sistema se basa en grandes baterías de litio y se ha incorporado por primera vez en un barco de estas características.

La acción se enmarca dentro de los objetivos medioambientales de infraestructura definidos en el plan de mejora de calidad del aire del puerto. Éste incluye una serie de acciones concretas para minimizar las emisiones de la actividad portuaria en el entorno. Mediante esta iniciativa, una de las principales compañías de las llamadas Autopistas del Mar que operan en el puerto de Barcelona se alinea con estos objetivos.