18 de agosto de 2019 | Actualizado 16:33

Los Estados negocian con el Europarlamento cambios en las TEN-T por el Brexit

Se empezará a negociar una propuesta de nuevas conexiones marítimas entre Irlanda y otros países de la UE en el caso de un Brexit sin acuerdo
Comisión Europea

El Comité de Representantes Permanentes de los Gobiernos de los Estados miembros (Coreper) empezará a negociar esta tarde, en el Parlamento Europeo, una propuesta de nuevas conexiones marítimas entre Irlanda y otros países de la UE en el corredor del Norte del Mediterráneo de la red de transporte transeuropea (TEN-T), en el caso de una salida del Reino Unido de la Unión Europea en un escenario de “no-acuerdo”. El Coreper ha aprobado hoy un mandato para poder iniciar estas negociaciones.

La reformulación del citado corredor pretende garantizar la continuidad de las inversiones en infraestructuras actuales y futuras y proveer de claridad jurídica y certeza a la planificación del citado corredor.

La propuesta de los Estados miembros tiene por objetivo hacer una adaptación del Reglamento de Connecting Europe Facility (CEF), que financia proyectos en los sectores del transporte, las telecomunicaciones y la energía. El mandato del comité modifica la propuesta de la Comisión en el apartado de selección de los puertos para asegurar el enlace de la EU27 con Irlanda en el corredor del Norte del Mediterráneo. La propuesta menciona, específicamente, inversiones para la seguridad y controles de frontera como costes necesarios para apoyar la programación del CEF. 

A partir del año 2020, la regulación CEF será reemplazada por la CEF 2.0, una regulación que ya se ha empezado a trabajar y sobre la cual los Estados miembros y el Parlamento Europeo han comenzado, recientemente, a negociar. El proyecto que modifica el Reglamento entrará en vigor 20 días después de su publicación y será aplicable el día después de que la regulación CEF de 2013 no sea aplicable al Reino Unido.