24 de abril de 2019 | Actualizado 19:06
Luis Moreno e Ignacio Sanz durante la rueda de prensa de presentación de la nueva Madrid-Vicálvaro | L.A.

Adif sitúa la nueva terminal de Madrid-Vicálvaro como uno de sus siete hubs estratégicos

Los trabajos de transformación de la terminal de Vicálvaro comenzarán este año y se prevé una inversión de 160 millones de euros en su primera fase

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) apuesta por la terminal de Madrid- Vicálvaro como uno de sus principales hubs intermodales y logísticos en el centro peninsular. La actual Madrid-Vicálvaro pasará de ser una estación de regulación y clasificación a una instalación intermodal destinada a la carga y descarga de unidades de transporte intermodal (uti), con un diseño automatizado acorde con las tendencias actuales en la gestión de terminales de mercancías. El director de Servicios Logísticos de Adif, Luis Moreno Espí, ha señalado que “se posiciona como el principal hub dentro de una red de siete estructuras estratégicas en toda la Península”.

Los trabajos de transformación de la terminal arrancarán este año. En cuanto al presupuesto, Luis Moreno ha explicado que la primera fase supone una cantidad de 160 millones de euros, de los cuales 30 millones se destinarán a la instalación intermodal Oeste y 130 a la instalación técnica Sur, además se prevé que esté en servicio en 2021. La segunda fase implica una cantidad de 54 millones de euros en la terminal interminal Este y se estima su finalización para 2023. Mientras que en la tercera fase se invertirán 91 millones de euros destinados a la instalación técnica Norte y su puesta en marcha estaría prevista para 2024.

La primera fase, que estará en servicio en 2021, contempla una terminal intermodal y nuevas vías de clasificación

El Consejo de Ministros ya ha lanzado la licitación de la primera fase y se realizará en diferentes proyectos constructivos. En primer lugar se llevará a cabo una ampliación de cuatro nuevas vías de clasificación en la Instalación Técnica (IT) para la recepción y expedición de trenes. Además, han contemplado aumentar la longitud de 750 metros, en comparación con los 670 metros que abarca ahora. Por otra parte, se prevé mantener la cabecera del haz de vía actual para una Terminal Intermodal (P.P.P) que implica un área de tratamiento de contenedores. En la segunda fase se construirá un nuevo acceso con una vía general y se reorganizará la circulación ferroviaria con nuevos accesos. Para finalizar el proyecto, se hará el nuevo haz norte con una ampliación de seis nuevas vías y adaptación de ocho vías a 750 metros en la IT Sur, y concluirá con un total de 18 vías para recepción y expedición de trenes, cuatro de ellas aptas para intercambio modal, asimismo se procederá a la incorporación al enclavamiento y edificio técnico de gestión. Por otro lado, en el “triángulo ferroviario”, se elaborará la playa de mercancías. 

La terminal actuará como nodo de la red básica TEN-T, así como de nexo de los corredores Atlántico y Mediterráneo

El subdirector comercial de Adif, Ignacio Sanz, ha destacado que “el proyecto deja de ser de Adif”, por su condición de modelo colaborativo, con Puertos del Estado y las autoridades portuarias y añade que “no podemos estar haciendo desarrollos en paralelo cuando al final somos entidades publicas y tenemos que intentar concentrar las inversiones para multiplicar su valor”. Así, el gestor ferroviario ha subrayado que las diferentes empresas que engloban al sector de la logística y el transporte participarán con diferentes roles como clientes, explotadores, promotores y gestores para despegar este proyecto adecuadamente.

La nueva Madrid- Vicálvaro estará situada en el punto estrátegico de la corona 1.2 de distribución logística de la comunidad autónoma, que a su vez, blinda con Coslada, siendo el quinto polo logístico del Sur de Europa más importante, por las infraestructuras que acoge como el Puerto Seco, ha manifestado Ignacio Sanz. La terminal actuará como nodo de la red de transporte básica de la TEN-T, así como punto de conexión entre los corredores multimodales tanto del Atlántico como del Mediterráneo y enlazado a los principales puertos de España y Portugal. Además, el subdirector comercial de Adif ha recordado que “su ubicación permite la incorporación de 30 hectáreas adicionales de espacios logísticos, que se sumarían a las 80 hectáreas que abarca ya el proyecto”. 

“La globalización está llevando a unas cadenas de origen a destino cada vez más amplio, así hay mucha integración de medios de transporte y plataformas de información en donde hay muchos actores y complejidad que derivan a una confluencia de nodos”, ha explicado el director de Servicios Logísticos de Adif en la presentación de la remodelación de la terminal. Por su parte, el subdirector comercial del gestor de infraestructuras ferroviarias ha defendido la conveniencia de un nodo logístico de estas características en Madrid: “La comunidad genera el 18% del PIB español donde reside el 20% de la población activa del sector logístico del país, además es el principal centro de consumo y nodo de distribución”. En este sentido, ha añadido que “tanto el Corredor del Henares con un 51%, como el Corredor del Sur con el 38%, concentran el 89% del stock productivo logístico”.