24 de abril de 2019 | Actualizado 19:06

Renfe Mercancías duplica su servicio intermodal entre Valencia y el centro peninsular

La velocidad de los trenes se eleva a 120 km/h, lo que permite reducir el tiempo de viaje entre las terminales de Silla y puerto de Valencia con Abroñigal, Coslada y Azuqueca
Renfe Mercancías

El operador ferroviario público Renfe Mercancías afronta desde hoy un nuevo tráfico, de tres circulaciones diarias por sentido, entre las terminales de Silla y el puerto de Valencia, las madrileñas de Abroñigal y Coslada y la de Azuqueca, en Guadalajara. La compañía ha informado de que “se trata del primer servicio de frecuencia que utilizará el corredor ferroviario de altas prestaciones que enlaza las dos zonas geográficas para ofrecer una conexión de calidad para el transporte de mercancías”.  Por otra parte, ha añadido que el nuevo servicio “supone en la práctica duplicar el número de circulaciones entre los respectivos centros logísticos”, que hasta la fecha sumaba un total de 18 circulaciones semanales en ambos sentidos.  

La compañía, propietaria de los vagones y las locomotoras, ha manifestado que este servicio implica una oferta de entre 25 y 30 contenedores de 40 pies (70 teus) por cada tren. En este sentido, ha añadido que “la oferta total de cada semana equivale a sustituir el tráfico de 400 camiones y su consiguiente reducción de costes por externalidades”.  

Por otra parte, Renfe Mercancías ha explicado que este plan “permitirá una alta rotación de los recursos empleados y, en consecuencia, reducir los costes de la operación y ofrecer al mercado precios muy competitivos”, dado que la velocidad de los trenes que realizan este tráfico se elevará de 100 a 120 kilómetros por hora. Este incremento de velocidad va a permitir tiempos de viaje del entorno de seis horas entre las terminales de origen y de destino.  

La compañía ha declarado que esta iniciativa se enmarca en el contexto de su nueva política comercial que “se caracteriza por la frecuencia, la velocidad, el tiempo de viaje y la rotación del material lo que va a permitir a Renfe Mercancías recuperar una presencia significativa en uno de los corredores más densos en el tráfico de mercancías, tanto por ferrocarril como por modos alternativos”.