16 de octubre de 2019 | Actualizado 20:06

Dravosa dragará hasta 500.000 metros cúbicos anuales del puerto de Huelva

La Autoridad Portuaria de Huelva ha comenzado los trabajos de gestión para el mantenimiento de calados en la navegación en sus aguas interiores
Draga de Van Oord en el muelle Ingeniero Juan Gonzalo | Puerto de Huelva

La gestión de los dragados de mantenimiento es un factor fundamental en la estrategia medioambiental de cualquier puerto a la hora de mantener su actividad con la mayor competitividad posible. El de Huelva es un puerto referente en el sistema portuario español en la gestión que realiza de los dragados y del sedimento extraído.  

Los trabajos ahora recién comenzados en el puerto onubense corren a cargo de la empresa Dravosa (grupo Van Oord), adjudicataria de esta licitación por 11,4 millones de euros, que tiene un plazo de ejecución de cuatro años, con un cálculo estimado de extracción de 500.000 metros cúbicos de sedimentos de la ría de Huelva cada año, contribuyendo así a la retirada y limpieza de los aterramientos del fondo de la Ría. Experiencia no le falta a Dravosa, en los últimos años ha realizado labores similares en los puertos portugueses de Sines y Aveiro, en Koper (Eslovenia) y Gioia Tauro (Italia).

Desde diciembre se iniciaron unos trabajos que resultan esenciales para la navegación en aguas interiores del puerto onubense. El comienzo fue a la entrada de la Canal hasta el pantalán de Enagás y el muelle Ingeniero Juan Gonzalo. Respecto a los calados que se conseguirán con estas actuaciones de dragado, recuerdan desde la autoridad portuaria que “no se puede hablar de unos metros de manera uniforme para toda la canal, pero podríamos decir que hay un calado medio de 12 metros”. 

EL PAPEL DE LA DRAGA ‘COSTA LA LUZ’
Los trabajos se realizan con una draga hidráulica de succión en marcha o de arrastre, la ‘Costa la Luz’ que es una embarcación autopropulsada y autoportante que draga de forma continua elevados volúmenes de material en aguas profundas, incluso admitiendo condiciones marítimas desfavorables. Según el doctor Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos y Catedrático de Universidad en el área de la Ingeniería de Construcción, Víctor Yepes Piqueras, este tipo de dragas suponen algo menos de la cuarta parte del parque mundial de dragas hidráulicas.

Según describe el propio experto en un blog especializado, el material se aspira mediante una tubería que presenta en su extremo un cabezal de succión. La bomba de dragado, centrífuga, puede ser sumergible o estar a bordo. La bomba pone en suspensión al material suelto y al agua, aspira dicha mezcla mientras el barco sigue en movimiento y la almacena en la cántara de la propia draga. El material sólido se decanta y el agua se evacua por rebose. La cántara puede almacenar entre 1000 y 20000 m3, pudiéndose transportar el material a grandes distancias. Posteriormente se descarga el material por apertura del fondo o por bombeo.

“Esta draga es muy útil en terrenos blandos no demasiados compactos ni cohesivos como fangos, arcillas blandas, arenas y algunas gravas. La profundidad de trabajo de esta draga se encuentra habitualmente entre los 4 y 50 m, aunque ya se han alcanzado profundidades de trabajo que llegan a 120-150 m. La velocidad de navegación puede ser de 17 nudos y se puede trabajar hasta con una altura de ola de cinco metros” señala el experto.

LA GESTIÓN MEDIOAMBIENTAL
La gestión ambiental de dragados constituye uno de los ámbitos de mayor relevancia de la estrategia medioambiental del puerto de Huelva, ya que contribuyen de una manera muy notoria a la retirada y limpieza del fondo de la ría del Odiel y ría de Huelva, impidiendo la acumulación de metales pesados provenientes de los yacimientos mineros y el transporte de éstos al océano. 

La técnica de gestión actual consiste en el confinamiento de los materiales de dragado que contienen metales pesados en recintos en los que se deposita el material extraído por la draga mediante tubería flotante en el interior del recinto, tal y como se ha explicado anteriormente, donde precipita el sedimento por decantación saliendo el efluente limpio. 

Esta tipología de recintos es también empleada en diferentes puertos internacionales como Rotterdam, el más grande de Europa, y Hamburgo, el puerto más grande de Alemania, con recintos hasta 50 veces mayores respecto a los de Huelva.

CONTEXTO MEDIOAMBIENTAL DE HUELVA
El puerto de Huelva se ubica en el estuario de los ríos Tinto y Odiel, un espacio caracterizado por los depósitos sedimentarios fluviales y marinos que han conformado la ría de Huelva, grandes extensiones de marismas y caños y sistemas asociados. Los flujos de las mareas en este sistema le han transferido una alta productividad biológica y biodiversidad, conformando espacios especialmente atractivos no sólo para la avifauna, sino también para el asentamiento humano y el desarrollo económico.

Todo ello ha creado un entorno de especial singularidad, ya que en él concurren un potente tejido portuario, logístico e industrial energético, petroquímico y minero junto a espacios protegidos de aguas y marismas con categorías de Paraje Natural, Reserva de la Biosfera, Lugares de la Red Natura 2000, Humedales de Importancia Internacional, entre otros. 

“El resultado es una fusión de realidades territoriales que han demostrado saber convivir y coexistir de manera sostenible y muy satisfactoria. Prueba de ello es que hoy en día el puerto de Huelva ha logrado un excelente posicionamiento a nivel estatal y europeo, desarrollándose inmerso en un entorno de más de 12.000 hectáreas de espacios protegidos que albergan una variada avifauna y conservan sus valores ecológicos”, destacan desde la Autoridad Portuaria de Huelva.

“Esta circunstancia ha propiciado una gestión sostenible y respetuosa con el entorno”, descatan. En este sentido, la estrategia ambiental del puerto de Huelva fija como objetivos prioritarios “el crecimiento eficiente, sostenible e integrado, el liderazgo en temas ambientales claves, y la mejora de la calidad ambiental y de vida en su entorno y sociedad”, enfatizan desde la entidad portuaria. Por ello, la integración con el medio ambiente es una de las cuatro líneas estratégicas del vigente Plan Estratégico del puerto de Huelva 2018-2022. f

FUTURO DE LA GESTIÓN AMBIENTAL DE DRAGADOS
La gestión ambiental de dragados constituye uno de los ámbitos de mayor relevancia de la estrategia medioambiental del Puerto de Huelva. El posicionamiento en este ámbito es doble: por un lado, contribuir a la limpieza y regeneración ambiental de los fondos de la ría de Huelva y ría del Odiel, y por el otro, “garantizar el uso de las mejores opciones de gestión ambiental de materiales de dragado que, cumpliendo la normativa de aplicación, sean viables y sostenibles técnica, económica, ambiental y socialmente, considerando el contexto portuario, su interrelación con el medio económico, ambiental y social”. 

El puerto de Huelva se ubica en el suroeste de la Península Ibérica, en el estuario de los ríos Tinto y Odiel cuyas cuencas atraviesan la Faja Pirítica Ibérica, zona de especial riqueza de mineral y de singular relevancia por su actividad minera desde tiempos históricos. Esto ha provocado un drenaje ácido de roca y un drenaje ácido de mina de antiguas explotaciones mineras no restauradas, lo que se traduce en un aporte continuo de materiales procedentes de yacimientos mineros por parte de los ríos Odiel y Tinto hasta el estuario de Huelva y hasta las aguas portuarias abrigadas por el dique Juan Carlos I.

De hecho, en diferentes estudios e investigaciones han evaluado las condiciones de ambos ríos como consecuencia de procesos naturales de oxidación de los minerales metálicos, así como desde las primeras actividades mineras en el siglo III a.C. Esta carga de metales pesados, procedentes de yacimientos mineros, fluye a través de los ríos Tinto y Odiel y a su llegada al estuario de Huelva, la variación de pH, debido a la cuña salina, provoca una precipitación de los metales por lo que se transfiere a la fracción fina de los fondos portuarios, de ahí la necesidad de realizar una correcta gestión medioambiental de los materiales de dragado que poseen estos contaminantes.

De este modo, los dragados en el Puerto de Huelva contribuyen de manera muy notoria a la retirada y limpieza del fondo de la ría del Odiel y ría de Huelva, impidiendo la acumulación de metales pesados en las mismas y el transporte de estos al océano. Actuación fundamental para los objetivos del propio Plan Hidrológico 2015-2021 de la Demarcación Hidrográfica del Tinto-Odiel-Piedras, que indica que el drenaje ácido de mina es considerado como uno de los principales focos de contaminación a las aguas en toda la cuenca.

La posición de liderazgo y referente en este ámbito por parte de la Autoridad Portuaria de Huelva queda patente, de forma directa o indirecta, en diferentes líneas de actuación como fueron los estudios ejecutados en los años 80 en colaboración con el Centro de Estudios y Experimentación (CEDEX) y las administraciones competentes, la elaboración en 1994 de las ‘Recomendaciones para la gestión del material dragado en los puertos españoles’ del CEDEX, el ensayo del confinamiento en recintos emergentes como mejor opción técnica para la gestión de los productos de dragado contaminados, y la participación en las actuales ‘Directrices para la caracterización del material dragado y su reubicación en aguas del dominio público marítimo-terrestre’ de la Comisión interministerial de Estrategias Marinas, entre otros.