21 de julio de 2019 | Actualizado 18:54
DSV

DSV cierra 2018 con unos ingresos netos de 10.591 millones de euros

Los beneficios brutos de la compañía han sumado 2.343 millones de euros, lo que supone un aumento del 7,9% respecto a 2017

La empresa danesa de logística y transporte DSV ha cerrado 2018 con unos ingresos netos de 10.591 millones de euros, el 8,1% más que en 2017. En cuanto a sus beneficios brutos, ha sumado 2.343 millones de euros, lo que supone el 7,9% más que el año anterior. «Estamos en camino de alcanzar nuestros objetivos financieros de cara al 2020 y 2018 demuestra nuestra dedicación a la hora de proveer servicios de calidad a nuestros clientes y crecer orgánicamente», ha afirmado el consejero delegado de DSV, Bjørn Andersen.

Durante el cuarto trimestre de 2018, los ingresos de DSV han aumentado el 10,6% ajustado a las fluctuaciones del tipo de cambio, con 2.806 millones de euros. Además, los beneficios brutos han sido de 595 millones de euros. “Hemos alcanzado resultados fuertes en 2018. El cuarto trimestre del año estuvo en línea con nuestras expectativas con un EBIT de 730 millones de euros en 2018, el 15% más que en 2017″ ha añadido Andersen.

El crecimiento del volumen durante este periodo ha sido del 5% en la carga aérea, del 4% en la marítima y del 2% en el transporte por carretera. «En línea con nuestra estrategia, buscamos de manera activa oportunidades de fusión y adquisición y creemos que las transacciones correctas pueden crear valor para todos los accionistas”, ha asegurado el consejero delegado de la empresa.

Por su parte, las divisiones de Air & Sea han alcanzado un crecimiento del 10,4% y la de Road del 4,6%, «debido a los volúmenes de transporte más grandes y a una mejora de los beneficios por envío» comparado con el cuarto trimestre del 2017, ha informado la compañía. La división de Logistics Solutions también ha crecido el 15,6% en el último trimestre.

PREVISIONES PARA 2019
De cara al 2019, DSV espera un crecimiento de los beneficios EBIT de entre 790 y 844 millones de euros y prevé que la implementación de la norma internacional de información financiera IFRS 16 le impacte de manera positiva, con entre 40 y 46 millones de euros. Además, la empresa estima unos gastos netos financieros de entre 83 y 87 millones de euros, en comparación al 2018.