19 de febrero de 2019 | Actualizado 21:47

La cifra de negocio del puerto de Bilbao crece el 2,6% en 2018

El importe asciende a los 70,6 millones, pese a la bajada de las tasas portuarias, y la inversión propia asciende a los 48,7 millones de euros
Puerto de Bilbao

El puerto de Bilbao cerró el ejercicio 2018 con un crecimiento del 2,6% en la cifra de negocio, que se situó en 70,6 millones de euros. Este aumento se produjo a pesar del descenso del 10% en la tasa a la mercancía que el enclave vasco empezó a aplicar en julio y que ha supuesto un ahorro de 1,2 millones a los clientes de la infraestructura portuaria. Así, según se afirma desde la Autoridad Portuaria de Bilbao (APB), el puerto “está preparado para afrontar la reducción en la tasa de ocupación asociada a la nueva valoración de los terrenos y aguas de la zona de servicio del puerto”. Se espera que este descenso de tasas sea aprobada por el ministerio de Fomento en este ejercicio 2019.

Por otra parte, los recursos generados (ebitda) han alcanzado los 37,4 millones de euros. En el ejercicio 2018, se dispusieron 10 millones de endeudamiento adicional para financiar la primera fase del Espigón central. La deuda bancaria neta se situó en 42,5 millones de euros, 1,14 veces el ebitda. 

Gracias a la situación financiera saneada y en línea con la estrategia de minorar el coste de paso de la mercancía por el puerto de Bilbao, el enclave ha anunciado que se continuará aplicando de manera gradual hasta 2022 una bajada de tasas portuarias de 5,6 millones de euros, equivalente al 7,5% de su facturación total conforme a lo previsto en el Plan Estratégico 2018-2022. Por otro lado, se cobraron 794.355 euros de la Comisión Europea, en el ámbito del programa CEF 2015 Connecting Europe Facilities correspondientes a la obra de la primera fase del Espigón Central.

48,7 MILLONES DE EUROS DE INVERSIÓN
En cuanto a la inversión propia, el puerto de Bilbao invirtió 48,7 millones en 2018 sobre los 49 millones previstos, es decir, el 99% de las inversiones totales previstas. A lo largo del ejercicio anterior se finalizaron dos obras estratégicas y un proyecto “donde se aúna la innovación, la digitalización y la sostenibilidad”, según la APB: una nave para actividades logístico-industriales (17,59 millones de euros), una rampa Ro-Ro (2,74 millones de euros), y la instalación de iluminación eficiente (1,9 millones de euros).

La cifra de inversión prevista para el ejercicio 2019 es de 61,3 millones. En cuanto a los proyectos en ejecución, el enclave vasco está realizando los trabajos de la primera fase del Espigón central-Future Proofing Bilbao y la estabilización de la antigua cantera de Punta Lucero (74 millones de euros), el relleno de la dársena de Udondo (2,7 millones de euros) y la urbanización del apartadero de mercancías de Arasur ( 4,82 millones de euros).

Otro capítulo es el de la inversión privada en el pasado ejercicio, cuando concluyeron las siguientes obras: la planta de Haizea Wind para la fabricación de torres eólicas y estructuras marinas para instalaciones “offshore” (42,4 millones de euros), las instalaciones del sistema de puertas automáticas en la terminal de contenedores de Noatum Container Terminal Bilbao(2,6 millones de euros), la terminal de almacenamiento de combustibles de DBA Bilbao Port (2,3 millones de euros) y la nave logística de Progeco para mercancía paletizada (873.000 euros).

CRECIMIENTO DEL 4% EN TRÁFICOS
El puerto de Bilbao movió 35,6 millones de toneladas en 2018, lo que representa un crecimiento del 4%. Este nuevo incremento supone un crecimiento acumulado del 23% desde 2013, año en que empezó a vislumbrarse la recuperación económica, han explicado desde la autoridad portuaria. 

Los incrementos se produjeron en todos los apartados. Los graneles líquidos crecieron el 4%, lo que representa la mitad de la subida reflejada en el tráfico total. La mercancía general, la que más valor añadido representa para la comunidad portuaria, se incrementó el 5%, estableciendo así un nuevo récord, por el aumento del 5% de la mercancía en contenedor. El número de teus creció el 5,5% y se situó en 638.447 unidades. La mercancía convencional, por su parte, creció el 4% y el tráfico Ro-Ro también se incrementó el 6%.

Por último, los graneles sólidos crecieron también el 5%. Los principales tráficos son crudo de petróleo, productos siderúrgicos, gas natural, productos químicos y gasolina. Por su parte, los principales crecimientos, en toneladas, se dieron en crudo de petróleo, productos químicos, gasolina, fueloil, gas natural, biocombustibles, minerales no metálicos y siderúrgicos.  En cuanto al tráfico ferroportuario, creció el 12% respecto a 2017. Con este crecimiento, la mercancía general en contenedor que utiliza el ferrocarril supone ya el 23%.