14 de octubre de 2019 | Actualizado 7:08
Firma del acuerdo entre CRIA y Skydweller | Gobierno de Castilla La Mancha

El Aeropuerto de Ciudad Real firma un acuerdo con la aeronáutica Skydweller

La compañía estadounidense Skydweller llevará a cabo en el aeropuerto un proyecto de fabricación de aeronaves, que comenzará en un plazo de unos 18 meses

La sociedad Ciudad Real Internacional Airport (CRIA), propietaria del Aeropuerto de Ciudad Real, ha firmado un acuerdo con la empresa norteamericana Skydweller Aero para que desarrolle actividad aeronáutica en sus instalaciones. El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha mostrado su respaldo al proyecto y ha afirmado que “tiene futuro” y que “proporcionará muchos cientos de puestos de trabajo” en sectores estratégicos durante las próximas décadas.

Skydweller llevará a cabo en el aeropuerto un proyecto de fabricación de aeronaves. A través del convenio, la empresa norteamericana “materializa el compromiso de construcción” de las infraestructuras necesarias para la industrialización del aeropuerto por parte de CRIA, así como de elementos técnicos de operaciones como hangares, oficinas y calles de rodaje. “Es una aportación financiera al proyecto que convierte a CRIA en socio de la empresa americana”, ha afirmado la compañía española en un comunicado. Por su parte, García-Page ha calificado de “inteligente” la decisión tomada por los promotores del aeropuerto.

Los trabajos de validación tecnológica empezarán este verano, después que esta primavera el aeropuerto reinicie sus operaciones. Por su parte, CRIA estima que la fabricación en serie empezará en 18 meses. La inversión inicial en la infraestructura será “de unos cuarenta millones de euros en los próximos cinco años”, según los responsables de la empresa. Además, ésta ha estimado que se crearán 40 puestos de trabajo durante el primer año, principalmente para ingenieros especializados de diferentes ramas como la aeronáutica, la inteligencia artificial, la robótica y la propulsión, entre otros.

García-Page ha afirmado que el proyecto “importa a la ciudadanía” y que “no se dilapida dinero público” en él. Además, el presidente de la comunidad autónoma ha señalado que servirá para “reconstruir el tejido económico y la autoestima colectiva”. Antes de decantarse por Castilla La Mancha, Skydweller examinó más de una docena de emplazamientos potenciales en Estados Unidos y Europa.