23 de mayo de 2019 | Actualizado 13:45
El presidente de Oficemen, Jesús Ortiz | Oficemen

La paralización de la obra pública frena el consumo de cemento en España

"La obra civil absorbe menos de seis millones de toneladas de cemento, cuando lo normal se situaría en el doble", ha lamentado el presidente de Oficemen

El gasto del presupuesto de la Administración General del Estado en 2018 destinado a infraestructuras fue «el más bajo de los últimos 25 años», ha constatado la asociación española de fabricantes de cemento (Oficemen). La inversión se situó en los 6.000 millones de euros, cifra que contrasta con la media de 8.600 millones registradas en dicho periodo, ha recordado la asociación. Esta situación ha tenido un impacto directo en el consumo de cemento en España, que se ha situado en los 13,4 millones de toneladas en 2018. A pesar de este dato representa un aumento del 8%, supone «un crecimiento de apenas un millón de toneladas en valores absolutos, manteniéndonos en niveles del año 1967”, ha manifestado el presidente de Oficemen, Jesús Ortiz. Las previsiones para este ejercicio recién comenzado apuntan a un incremento de entre el 3 y el 6%, según Oficemen.

«Más allá de la progresiva recuperación de la vivienda, la causa de este giro es que la obra civil, principal segmento en volumen de construcción y destino del consumo de cemento, ha perdido peso en el mix en los últimos diez años y absorbe menos de seis millones de toneladas de cemento, cuando un nivel normal de la actividad de un país como España se situaría en el doble, en torno a los 12 millones”, ha señalado Jesús Ortiz. La obra civil apenas supone en la actualidad el 45% del total de la actividad del consumo de cemento en España, siendo el segmento principal en volumen de construcción y uso, según el último informe denominado Construdatos elaborado por la asociación.

SEGMENTOS DE CONSUMO DE CEMENTO

“Esta situación está deteriorando el parque de infraestructuras actual, que está quedando desfasado, al margen de que aún existen obras prioritarias en transporte, agua y medio ambiente que es necesario acometer por su importante valor socioeconómico”, ha declarado el presidente de Oficement. De esta forma, “las infraestructuras pendientes en cercanías, metro y vías urbanas proporcionarían un ahorro en desplazamientos de 120.000 horas al día”, ha estimado Jesús Ortiz en rueda de prensa. 

CONSUMO DE CEMENTO PER CÁPITA

Por su parte, las exportaciones continúan perdiendo peso manteniendo una cifra hasta noviembre de 2018 en torno los 8,1 millones de toneladas, lo que implica una caída cercana al 12%, «motivada por la pérdida de competitividad del sector». En los últimos dos años, “se han perdido casi dos millones de toneladas de exportación, lo que equivale a la producción media anual de tres fábricas de cemento”, ha indicado Jesús Ortiz. 

EXPORTACIÓN DE CEMENTO Y CLÍNKER