14 de octubre de 2019 | Actualizado 7:08

El puerto de Las Palmas instala 72 paneles de energía solar fotovoltaica

Esta apuesta por la sostenibilidad implica una optimización de recursos económicos y una reducción de emisión de CO2 de 12,6 toneladas
Autoridad Portuaria de Las Palmas

La Autoridad Portuaria de Las Palmas ha instalado 72 paneles de energía solar fotovoltaica en la cubierta del edificio principal del Puerto de la Luz en Gran Canaria, que propiciarán la reducción de la contaminación derivada de las emisiones de CO2. Con esta instalación, la Autoridad Portuaria de Las Palmas “continua avanzando en el desarrollo de políticas y actuaciones por la sostenibilidad y da un nuevo paso en su camino hacia unos ecopuertos, puertos sostenibles y respetuosos con el medio ambiente”, según se apunta en su comunicado.

Los 72 paneles de energía solar se encuentran conectados a un inversor trifásico de 20kW que genera una potencia de 21,6 kWp, lo que supone una producción anual aproximada de 33.875 kWh. Según la autoridad portuaria, “la tecnología instalada se encuentra entre las más novedosas, con módulos de alto rendimiento fabricados con células de silicio monocristalino (tecnología PERC)”.

Con la puesta en marcha de esta instalación, se conseguirá una optimización de los recursos económicos, con la reducción de la facturación eléctrica del edificio, y se logrará la reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera, evitando la producción de unas 12,6 toneladas de dicho agente contaminante, que se traduce al equivalente de plantar 32.000 árboles. 

La apuesta de la Autoridad Portuaria de Las Palmas por la sosteniblidad cuenta también con un proyecto piloto, impulsado en el último trimestre de 2018, para la recepción y tratamiento, en el Puerto de La Luz, de aguas de lastre, efluentes y aguas sucias. Este proyecto cuenta con un presupuesto de 146.000 euros, financiados con cargo al Programa Interreg-Espacio Atlántico 2014-2020 y que se enmarca dentro de la estrategia de Servicios Puertos Azules Atlánticos “Blueports”. Con esta iniciativa, la autoridad portuaria quiere facilitar el proceso de adaptación para el cumplimiento del convenio internacional para el control del agua de lastre y sedimentos de los buques.