23 de mayo de 2019 | Actualizado 15:21
Pexels

La logística del e-commerce crece cerca del 20% anual

El 81% de los compradores online españoles considera importante conocer el operador logístico que realizará el servicio, según un estudio de Seur

Los ingresos derivados de la logística del e-commerce han alcanzado los 1.550 millones de euros en 2018 y crecen cerca del 20% anual, según el último estudio del Observatorio Sectorial DBK. De manera global, el informe atribuye estos resultados a «la favorable coyuntura económica y el progresivo trasvase de clientes desde los canales tradicionales». Por otra parte, el eShopper Barometer de Seur informa que el 81% de los compradores online españoles considera importante conocer la compañía logística que realizará la gestión, y el 45% admite sentirse “más seguro” conociendo a la empresa que se encargará del transporte de su compra.

DBK afirma que la consolidación de la confianza de los consumidores en las tiendas virtuales y en los medios de pago son factores que han influido en los resultados. Por su parte, el eShopper Barometer de Seur advierte que el 32% de los españoles piensa que se podrían incrementar los controles de seguridad en el momento de pagar. Además, este mismo barómetro reafirma la tendencia registrada por el Observatorio Sectorial DBK, ya que “el 12% de las compras que se realizan en España ya son por internet”. De ellas, el 57% de los usuarios son frecuentes.

A la hora de comprar, la mayoría de los usuarios españoles lo hace, por orden, con ordenadores portátiles, de sobremesa y smartphones. Además, el 85% de los consumidores online acuden siempre o casi siempre a las mismas webs. Por este motivo, las empresas siguen apostando por el desarrollo y mejora de sus plataformas de venta electrónica y ofrecen a los compradores ventajas adicionales si realizan sus compras online. “El volumen de negocio generado por la actividad de comercio electrónico entre empresas y particulares (B2C) ha seguido aumentando por encima del 20% anual en el bienio 2017-2018, situándose en torno a los 38.000 millones de euros en este último año”, concluye DBK.

Finalmente, el sector de los alimentos frescos continúa creciendo y, en la actualidad, el 19% de los compradores online realizan este tipo de pedidos a través de internet. En este contexto de evolución, nuevos operadores han seguido tomando posiciones en el mercado, que incluyen tanto a empresas que ya operaban en el sector como compañías especializadas de nueva creación y grupos extranjeros sin presencia en España.

PREVISIONES
Algunas de las tendencias que marcarán la actividad de las empresas del sector a corto y medio plazo, según el estudio de DBK, será el desarrollo de servicios de entrega ultrarápida, la mejora de los servicios de última milla y el establecimiento de redes de puntos de entrega, buzones o taquillas automáticas. En este sentido, Seur informa que el 79% de los españoles prefiere recibir sus pedidos online a casa, mientras que el 10% elige una tienda de conveniencia, siendo ésta la opción que más ha crecido en los últimos años. Finalmente, el 4% pide que le entreguen sus pedidos en una taquilla inteligente, una opción a la que el 10% de europeos ya recurre.

Otro de los factores que impulsará el sector será el e-commerce internacional, así como la ampliación de las redes de almacenes, la extensión de las rutas de transporte y la mejora tecnológica. Concretamente, Seur considera que “la gestión logística se ha convertido en sí misma en un impulsor de la compra” e informa que para los usuarios “los gastos de envío gratis funcionan como una motivación al finalizar el pedido, al igual que las devoluciones gratis”.

“La gestión logística se ha convertido en sí misma en un impulsor de la compra”
Seur

De esta forma, la conocida como logística inversa cobra, según Seur, cada vez más importancia. En la actualidad, el 7% de los consumidores online reconoce que ha devuelto su última compra y la evolución de esta tendencia en los últimos años hace suponer que este comportamiento seguirá creciendo. Además, DBK también prevé que en estos próximos años el e-commerce y las actividades logísticas sigan registrando tasas elevadas de crecimiento, “aunque limitadas por la progresiva desaceleración de la economía y la alta rivalidad en el precio de los servicios”.

Concretamente, se estima un aumento en el mercado de servicios logísticos para operaciones de e-commerce del 15% anual en el periodo de 2019-2020, superando los 2.000 millones de euros. Dentro de este segmento, el negocio logístico del e-commerce español crecerá por encima de la media europea, según Transport Intelligence.