24 de marzo de 2019 | Actualizado 21:47
La nueva gama de tractores de arrastre T-motion de Toyota | Toyota Material Handling

Toyota Material Handling presenta una nueva gama de tractores eléctricos de arrastre

La gama completa de esta tipología de vehículos de Toyota Material Handling contempla distintas soluciones de arrastre desde 0,8 hasta 50 toneladas

El fabricante de equipos de manutención Toyota Material Handling Europa ha ampliado su gama de tractores de arrastre con la nueva gama T- motion fabricados por la empresa italiana Simai. La compañía busca así nuevas soluciones de arrastre para la manipulación eficaz de mercancía que “proporcionen una mayor y más sólida capacidad para garantizar a los clientes que puedan beneficiarse de un flujo continuo de stock”. 

La gama completa consta de vehículos eléctricos que brindan distintas soluciones de arrastre desde 0,8 hasta 50 toneladas. T-motion de Toyota está capacitada para cubrir modelos de interior maniobrables, modelos para conductores de pie de fácil encendido o apagado, tractores cómodos para largas distancias, así como uso en exteriores. De esta forma, ” tenemos una solución de arrastre eficiente y fiable para cada necesidad con transportadores de carga especializados, transportando cualquier tipo de carga al lugar correcto en el momento preciso”, ha declarado el director de producto en Toyota Material Handling Europe, Craig Walby. Además, la marca ha incorporado un nuevo vehículo eléctrico, Toyota 3TE25 para reemplazar la actual gama de gran tonelaje.

Los nuevos vehículos están sujetos a los principios lean de la marca con objetivo de “eliminar residuos, maximizar el valor añadido y en definitiva la calidad final”, ha recordado Toyota. Además, la compañía ha manifestado que sus procesos logísticos  se operan ‘just in time’ para generar fluidez en el trabajo y evitando imprevistos innecesarios. Bajo este pensamiento, los tractores de arrastre transportan múltiples cargas en una serie de carritos de un lugar a otro. De esta forma, las nuevas soluciones “pueden marcar una diferencia en la forma de manipular los materiales reduciendo el esfuerzo humano, aumentando la seguridad y ahorrando tiempo y costes”.

Por otra parte, el arrastre automatizado “es el siguiente paso en el transporte lean, ofreciendo una mayor productividad con menores residuos y de una manera más sostenible en la manipulación de materiales”, ha concluido la compañía.