4 de julio de 2020 | Actualizado 15:10

Transcont CV se moviliza con 300 tractoras en su primer día de huelga

Las próximas protestas se realizarán el 27 y 28 de marzo para reclamar mejoras en las colas del Parque Logístico de Riba-roja
Transcont CV

La asociación profesional del transporte por contenedor de la Comunidad Valenciana Transcont CV inició ayer con 300 cabezas tractoras la primera de las cinco movilizaciones previstas en el parque logístico de Riba-roja. Tal como anunció a principios de semana, los transportistas protestan ante la “inacción de la administración en la gestión de una infraestructura que no reúne las mínimas condiciones necesarias para realizar la compleja actividad que allí se desarrolla”.

Ayer se realizó la primera de las jornadas de protesta, de cinco a siete de la tarde, un horario que Transcont CV mantendrá en las futuras movilizaciones. En ella participaron más de 300 transportistas con sus cabezas tractoras: “Todas las colas se generan a las cuatro o a las cinco de la tarde y muchos camiones deben esperar más de tres horas para realizar sus operaciones”, han asegurado desde la asociación.

Según lo aprobado por la delegación del Gobierno, las próximas se realizarán el 27 y 28 de marzo, así como el 3 y 4 de abril. Además, la asociación ha afirmado que “no descarta nuevas medidas” si no se alcanzan acuerdos en las condiciones de trabajo de los transportistas. “Solo hay dos alternativas: o se toman las medidas necesarias en la instalación o se busca una nueva ubicación”, ha afirmado Transcont CV.

A través de estas jornadas de huelga, la asociación espera encontrar “un interlocutor válido” para solucionar los problemas de la superficie. La asociación ha denunciado que el colapso de Riba-roja genera un “importante” perjuicio económico a los transportistas, “que durante horas deben esperar todos los días a realizar su trabajo en colas interminables”. Además, ha remarcado que el colapso de la instalación “genera un bloqueo que hace imposible el acceso a la superficie a cualquier tipo de vehículos”, hecho que la asociación ha calificado de “grave riesgo a la seguridad de las personas”.