18 de noviembre de 2019 | Actualizado 11:00

GLS amplía su servicio internacional a otros cuatro países europeos

La compañía permitirá la entrega flexible en el envío de paquetes entre 21 países con el objetivo de captar nuevos volúmenes de comercio transfronterizo
GLS

La compañía de paquetería GLS ha integrado a Italia, Portugal, Finlandia y Bulgaria en su servicio FlexDeliveryService internacional. De esta manera, la empresa ofrece ahora 21 países conectados entre sí, permitiendo la entrega flexible en el envío de paquetes entre ellos. “La integración de otros cuatros países a los mercados ya interconectados por el servicio de entrega flexible marca un nuevo hito de nuestro FlexDeliveryService a escala europea”, ha señalado el operador.

Los compradores online reciben información sobre el envío en el idioma del país de destino, sin importar en cuál de los mercados interconectados realicen sus pedidos. Dependiendo del país, disponen entonces de diversas opciones para establecer el momento y el lugar de la entrega. Entre algunas de las opciones a elegir están nueva fecha de entrega, una dirección alternativa o entrega en un ParcelShop. Con la incorporación de estos cuatro países, GLS ofrece una red de FlexDeliveryService, a Austria, Bélgica, Bulgaria, República Checa, Alemania, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Croacia, Hungría, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Polonia, Portugal, Rumanía, Eslovenia, Eslovaquia y el Reino Unido.