26 de abril de 2019 | Actualizado 19:06
Kombiverkehr en la estación de Port Bou, años 90 | Kombiverkehr

El éxito de una alianza de 50 años entre el ferrocarril y el transporte por carretera

La compañía alemana Kombiverkehr realizó su primer envío a España en octubre del 1993, de la estación de trenes de Mannheim a Catalunya

La compañía de transporte intermodal por ferrocarril Kombiverkehr celebra este 2019 medio siglo de envíos. Lo que empezó como una apuesta por el transporte ferroviario en Alemania pronto traspasó fronteras y, desde hace más de 25 años, la empresa opera con trenes directos hacia España. En la actualidad, Kombiverkehr sigue apostando por conectar Europa a través de sus líneas.

INICIOS DE LA EMPRESA
Kombiverkehr se estableció en la ciudad alemana de Frankfurt del Meno en 1969 de la mano del ministro de Transporte de la época, Georg Leber, de la compañía Deutsche Bundesbahn y de 56 empresas de transporte por carretera y transitarios. «La idea inicial era cambiar el tráfico de mercancías de larga distancia por carretera al ferrocarril», comenta la compañía. Los primeros servicios se realizaron dentro de Alemania y la primera ruta internacional, que tuvo por destino Francia, se estableció en 1970. Ésta dio paso en los noventas rutas como la de Ingolstadt y Brennersee, en Austria, o la de Dresden y Lovosice, en la República Checa.

Primera expedición de mercancías de Kombiverkehr, 1969

“Nuestra compañía destacó por su trabajo pionero desde el principio”, afirma el director general actual de Kombiverkehr, Robert Breuhahn, en un comunicado con motivo del 50 aniversario. “Nuestros trabajadores han establecido de manera repetida nuevos estándares que han añadido valor al sector del transporte intermodal en Alemania y Europa, volviéndola una historia de éxitos”.

PRÓXIMO DESTINO: ESPAÑA
Kombiverkehr llegó a la Península Ibérica en octubre de 1993 con un tren directo desde la ciudad alemana de Mannheim a Granollers (Barcelona) y Tarragona-Constantí, con parada en Cerbère y Portbou. Esta ruta empezó a planearse en 1989 y partía en ambos sentidos los lunes, miércoles y viernes, aunque el primero partió desde Mannheim el 1 de octubre de 1993 y desde Catalunya el 4 de octubre de ese mismo año. El ferrocarril salía de Alemania a las 21 horas del primer día y su mercancía se ponía a disposición en España el tercer día a las 8 horas. Por su parte, los que partían desde Barcelona y Tarragona lo hacían el primer día a las 18 horas y alcanzaban Mannheim el tercer día a las 6 horas.

Ilustración para promocionar el primer tren directo a España de Kombiverkehr, 1993

«Granollers está a 30 kilómetros de Barcelona y dispone de conexión con la autopista. Está, por lo tanto, mejor ubicada que la estación de la Sagrera, directamente en Barcelona, ya que sólo atiende al transporte modular después de que se solicite», anunciaba la compañía en un folleto de la época.

En primavera de 1994, Kombiverkehr aumentó las salidas semanales de los trenes de tres a cinco e incluyó una plataforma desde Colonia cuatro veces por semana. «Las expediciones de carga más numerosas en Catalunya eran de la industria química, utilizando la ruta sur vía Portbou», explica la compañía. Además de ésta, otro sector que también utilizaba frecuentemente esta línea era el automovilístico. Ese año se introdujeron innovaciones como un gálibo P/C 45 con el que se podían enviar semirremolques de hasta 375 centímetros de altura y cajas móviles de hasta 290 centímetros de altura.

Kombiverkehr en la estación de Portbou, años 90

Poco después, tras un análisis de mercado intensivo, Kombiverkehr identificó «notables potencialidades de desarrollo» en el Norte de España, sobre todo en los centros industriales vascos. Por ello, el director de transporte en el Oeste de Europa de la época, Georg Sattler, autorizó la cooperación con Combiberia y Renfe para realizar una ruta Norte a través de Irún hacia Pamplona y Zaragoza. De este modo, el 27 de marzo de 1995 circuló el primer tren directo desde Colonia y Mannheim a Irún.

«Ese año, los trenes de Kombiverkehr realizaron de manera conjunta unos 1.400 envíos de media hacia España», afirma la compañía. Por su parte, Sattler expresó su convicción de que la aceptación en el mercado de esta alternativa de transporte aumentaría. Con esta convicción, anunció ese mismo año que se incrementaría el número de paradas en dirección Pamplona y Zaragoza. Para conseguirlo, colaboraría de nuevo con Combiberia y Renfe.

RUTAS ACTUALES DE KOMBIVERKEHR
Hoy en día, la empresa ferroviaria alemana dispone de más de 30 conexiones directas semanales con la Península Ibérica, divididas en la ruta atlántica y en la mediterránea, además de los enlaces desde Madrid. Como particularidad de la ruta atlántica, ésta hace una parada en Baiona antes de llegar a Irún.

A nivel europeo, la empresa opera una red de 770 trenes lanzadera semanales, además de opciones de transferencia para unidades de transporte entre trenes individuales, múltiples salidas en las rutas más congestionadas y la integración de más de 230 terminales nacionales e internacionales. “Kombiverkehr facilita la red de transporte más densa en Europa con la mayor frecuencia de servicios”, afirma la compañía. Además, transporta unos 900.000 camiones anualmente y cuenta con la participación de 26 compañías tanto en Alemania como en otros países.

EL FUTURO DE KOMBIVERKEHR
De cara al futuro, la compañía defiende la importancia de incrementar su eficiencia en el transporte a través del proyecto de digitalización de las cadenas de suministros intermodales KV 4.0, que inició en 2017 junto a diez socios. “El objetivo principal de KV 4.0 es hacer que el proceso logístico sea más transparente para todas las partes involucradas de la cadena de transporte intermodal, desde la recogida de la unidad de transporte por parte del transportista hasta su entrega al destinatario”, afirma.


El proyecto ya cuenta con el diseño conceptual de todos los paquetes de trabajo: “Se ha cumplido este objetivo interno del proyecto, que tiene una duración de tres años”, explica Kombiverkehr. El operador está organizando diferentes talleres para decidir qué proveedor de servicios será el responsable principal de la implementación de KV 4.0 Está previsto que la fase de implementación técnica empiece en estos seis primeros meses de 2019. «La puntualidad de nuestros trenes es absolutamente crucial para continuar con el éxito de la compañía en los años venideros», afirma el director general.

¿SABÍAS QUÉ?
Según datos de Kombiverkehr, sus servicios permitieron trasvasar hasta un millón de viajes de camiones de las carreteras a las vías ferroviarias en el año financiero de 2007, convirtiéndose así el primer operador europeo en lograrlo.