17 de julio de 2019 | Actualizado 18:58

El gas se impone para descarbonizar el transporte ante los límites de los eléctricos

"El gas natural se consolida como una energía estratégica en el transporte”, ha declarado el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido
Primera mesa redonda del VII Congreso de Gasnam | L.A.

Los Estados miembros deben cumplir con unas normativas para el transporte cada vez más restrictivas en materia medioambiental, que forman parte de la Agenda 2020-2030 de la Unión Europea. En España, este sector abarca la quinta parte de las emisiones contaminantes y “el gas renovable tiene un papel protagonista en el transporte y la movilidad para consolidar la transición energética”, ha declarado el consejero delegado de Enagás, Marcelino Oreja. Actualmente, figura como la “única” opción para contribuir con la descarbonización energética y ecológica, debido a que la electrificación “no es posible hoy en día”. En este contexto, “el gas natural se consolida como una energía estratégica en el transporte”, ha declarado el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, en la apertura del VII Congreso de Gasnam.

«El gas renovable tiene un papel protagonista en la movilidad para consolidar la transición energética”
Marcelino Oreja Consejero delegado de Enagás

Asimismo, Bruselas exigirá una economía neutra en materia de efecto de gases invernadero en 2025. En este contexto, el vehículo eléctrico cobra gran importancia, pero su desarrollo actual tiene “límites” y demanda otras alternativas para comenzar a reducir las emisiones de gases contaminantes en todos los tipos de transporte, ha indicado el europarlamentario y ponente de la directiva de Energías Renovables, José Blanco. En el caso del transporte, que en la Unión Europea es el responsable de una cuarta parte de las emisiones de gases, se ha establecido una meta ambiciosa que establece como mínimo que el 14% de la energía empleada en 2030 debe ser de origen renovable y al menos el 3,5% de biometano producido a partir de residuos.

Ante la dificultad de la descarbonización en el transporte aéreo y marítimo, se ha acordado el 1,2%, con el objetivo de “fomentar y hacer más competitivos los combustibles renovables en este sector”. Para ello, además de fijar incentivos, se han tomado otras medidas como nuevas normas de reducción del CO2 exclusivas para turismos, furgonetas y vehículos pesados. «Estas iniciativas europeas debemos verlas como una oportunidad para mejorar la competitividad de la industria”, ha señalado José Blanco.

«Las iniciativas europeas debemos verlas como una oportunidad para mejorar la competitividad de la industria”
José Blanco Europarlamentario y ponente de la directiva de Energías Renovables

Por lo tanto, «el salto a energías renovables es una obligación, no una opción, porque cada vez son mayores los riesgos para nuestra salud y economía”, ha explicado el exministro de Fomento en la etapa de Zapatero. Además, José Blanco ha denunciado la “falta de ambición” desde las administraciones para que se produzca el cambio. Las medidas propuestas por la Unión Europea “modernizan el sistema energético con reglas y objetivos claros que ya están el vigor y además representa una oportunidad para la alcanzar la innovación, aumentar seguridad energética, más puestos de trabajo y competitividad”. Asimismo, ha incidido en que “técnicamente es posible lograr el objetivo y económicamente es beneficioso”.

Para llegar a las cifras planteadas por la UE, a pesar de la reducción de polución experimentada desde 2012, “debemos de duplicar el ritmo de bajada para consolidar este escenario”, ha manifestado el vicepresidente ejecutivo de Scania, Mathias Carlbaum. Para ello, estima necesaria la cooperación de todos lo agentes implicados del sector, así como el desarrollo alienado de todas las tecnologías del mercado que pudieran hacer efectiva esta disminución.