21 de mayo de 2019 | Actualizado 21:38

Fenadismer discrepa de la postura de Competencia sobre el ROTT

La asociación considera que la exigencia recogida en el nuevo ROTT de antigüedad contribuye a la mejora del medio ambiente y de la seguridad vial
Iveco

La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) ha considerado “errónea” la postura contraria planteada por la Comisión Nacional de la Competencia (CNMC) en relación al nuevo Reglamento de Ordenación de los Transportes Terrestres (ROTT) aprobado por el Gobierno el pasado mes de febrero. La CNMC se pronunció en contra del requisito de antigüedad máxima de cinco meses para la obtención de la autorización de transporte para quienes pretenden acceder por primera vez al sector. Además, la federación de transportistas ha recordado que la Comisión Europea no manifestó una postura contraria a dicho requisito durante la tramitación del nuevo texto legal del ROTT.

Asimismo, en relación al argumento defendido por la CNMC que considera ilegal el requisito de exigencia de antigüedad en el caso de las autorizaciones de transporte privado complementario y que sería extrapolable también a las autorizaciones de transporte público, dictado por una sentencia del Tribunal de la UE en el año 2014, Fenadismer tampoco comparte dicha posición. La entidad explica que “la regulación europea sobre transporte público por carretera no es aplicable al transporte privado, y que el propio tribunal europeo tuvo la ocasión en su sentencia de febrero de 2018 de analizar el requisito de antigüedad en el transporte público por carretera sin que planteara objeción alguna al mismo”. 

En este sentido, Fenadismer ha señalado que debe tenerse en cuenta que la edad media actual de la flota española de transporte por carretera “arroja unos datos altamente preocupantes como consecuencia de la crisis económica que padeció nuestro país desde 2008”. En consecuencia, en la actualidad ha derivado a que la media de edad “casi duplica la existente en 2007, en concreto 13 años para los vehículos rígidos, 7 años y medio para cabezas tractoras y 9 años en el caso de los vehículos ligeros”.

Por ello, la asociación considera «imprescindible» mantener este requisito, ya que una antigüedad máxima tanto a los que acceden por primera vez como la obligación de rejuvenecer sus vehículos a los que ya operan en el sector y pretender renovar o ampliar su flota, “incide de forma muy positiva tanto en la reducción y mejora de los índices de siniestralidad vial que soporta nuestro sector, afortunadamente muy positivos en los últimos años según los datos de la DGT”. Además, una pretendida eliminación de este requisito de antigüedad “chocaría frontalmente con las políticas que desde la Comisión Europea se están promoviendo y que presionan al Gobierno español para introducir medidas administrativas de diversa índole tendentes a la mejora medioambiental”.