15 de agosto de 2020 | Actualizado 14:59
Proyección del futuro edificio | Puerto de Barcelona

El puerto de Barcelona prevé inaugurar el Port Center en 2021

El proyecto se enmarca dentro del plan especial del Port Vell, que este 2019 cumple treinta años

La Autoridad Portuaria de Barcelona continúa trabajando para reconvertir las zonas obsoletas del puerto y, con este propósito, está llevando a cabo diferentes proyectos. Uno de los más relevantes de los últimos años ha sido el Port Center de Barcelona, que abrirá previsiblemente sus puertas en dos años. El edificio será reconvertido en un espacio que acogerá una herramienta “comunicativa, divulgativa y educativa” para mejorar la vinculación entre el puerto y la ciudad, según ha explicado el director del Port Vell, Joan Colldecarrera. El proyecto se enmarca dentro del plan especial del Port Vell, que este 2019 cumple treinta años.

Por otra parte, en el Port Center también habrá un espacio polivalente, así como salas de reuniones y la sala del consejo de administración. No obstante, en estos momentos las obras están paradas, a la espera de llegar a un acuerdo con la empresa adjudicataria del concurso sobre las modificaciones que se han ido incorporando en el edificio en los últimos años. Este se inauguró en 1907 y, desde entonces, ha sido un restaurante, una estación marítima y la sede de la Junta de Obras del Puerto de Barcelona.

Las obras del Port Center están paradas, a la espera de un acuerdo con la empresa adjudicataria del concurso

La aprobación del plan especial del Port Vell tuvo lugar el 11 de mayo de 1989, con el objetivo de reconvertir las zonas portuarias que habían quedado obsoletas para su reconfiguración dentro de la ciudad. “Cuando se aprobó, había pocas experiencias en el mundo de puertos-ciudad”, ha afirmado Colldecarrera. “Había una en Baltimore, en los Estados Unidos, y otras más modestas en la isla de Manhattan”.

OTROS PROYECTOS
Colldecarrera también ha anunciado que han llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento de Barcelona para derribar el edificio Col·legi Oficial de Pesadors i Medidors Públics, una concesión que tenía hasta ahora el puerto. Además, ha afirmado que se encuentran en la fase final de recuperación de la dársena del Shiplift Barcelona Marina 92.

Por su parte, otro proyecto que contempla el plan especial es cambiar la ubicación de la Facultad de Náutica de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), ya que según Colldecarrera “es un edificio que ha quedado obsoleto y es poco funcional”. Por eso el Port Vell está negociando con la UPC trasladarla cerca del Hotel Vela, de manera que el puerto se quedaría con el edificio antiguo, actualmente propiedad de la universidad. También en el ámbito educativo, se ha llegado a un acuerdo para que el edificio El Far, que hasta hace dos años era la sede del Consorci del Far, se vuelva el Instituto de la Náutica, especializado en formación profesional.

La aprobación del plan especial del Port Vell tuvo lugar el 11 de mayo de 1989, con el objetivo de reconvertir las zonas portuarias que habían quedado obsoletas

Además, el plan incluye el estudio del futuro uso del Imax, que se encuentra inoperativo desde 2014. “Estamos negociando con el concesionario su salida del puerto”, ha afirmado Colldecarrera. No obstante, todavía no se ha hablado sobre si el edificio se derribará. Diferentes empresas del mundo del entretenimiento y la moda han expresado su interés en instalarse allí, pero el director del Port Vell ha afirmado que “hemos mantenido silencio”.

Otros proyectos del plan son la mejora de la señalización del Port Vell, también marcando nuevos itinerarios para los viandantes; el Museu Hermitage; o la modificación de la balconada superior del Moll de la Fusta, para hacerla más accesible y reaprovechar el espacio instalando un circuito de patinetes o un jardín, entre otros. Aún así, el proyecto ha quedado parado hasta la próxima legislatura, ya que es competencia del Ayuntamiento de Barcelona.