20 de mayo de 2019 | Actualizado 23:10

Shuttlewise añade Barcelona a la reapertura del servicio entre Valencia y Rotterdam

El servicio se reabre con tres salidas por semana y, en un plazo de seis meses, el operador espera ampliarlo hasta las cinco salidas semanales
Contenedores reefer del servicio Coolrail entre España y Holanda | Euro Pool System

El operador intermodal Shuttlewise retoma su conexión ferroviaria entre Valencia (Silla) y Rotterdam (Holanda). Tras inaugurarlo en 2016, Shuttlewise ha vuelto a apostar por esta conexión, en la que se transportarán principalmente contenedores frigoríficos de Coolrail, complementado con carga general. En esta ocasión, el operador ha añadido Barcelona (Morrot) como segundo destino, en detrimento de Colonia (Alemania). “Además, tenemos a Travelport como contraparte en España, así que disponemos de conocimiento local por ambas partes”, ha asegurado la empresa. Por su parte, Visbeen es el socio de Shuttlewise en Benelux.

Por otra parte, para entrar en España, los trenes utilizarán el paso de Portbou. La primera salida desde Valencia y Barcelona se efectuará hoy, día 7 de mayo. En un futuro, Shuttlewise también prevé inaugurar servicios similares desde Valencia hasta Bélgica y Alemania.

El operador intermodal empezará con un servicio de tres salidas por semana entre Rotterdam y Barcelona/Valencia, ofreciendo tiempos de tránsito de 48 horas. No obstante, Shuttlewise planea ampliarlo hasta cinco salidas semanales, previsiblemente en los próximos seis meses: “Confiamos en el servicio y, con la combinación de unidades reefer y carga seca, podemos gestionar mejor las fluctuaciones de volúmenes durante el año”, ha asegurado.

Shuttlewise también prevé inaugurar servicios similares desde Valencia hasta Bélgica y Alemania

Mientras que desde España transportará principalmente productos frescos, en el viaje de regreso los trenes se cargarán con todo tipo de mercancías. Además, según ha informado el operador intermodal, el tren cuenta con una reserva disponible de 100 contenedores reefer de 13 metros diésel-eléctrico. El servicio también estará abierto a clientes con tráfico en un solo sentido y que no disponen de su propio equipo.

La empresa ha calculado que el desvío de contenedores de la carretera al ferrocarril supondrá un ahorro de 17.000 viajes anuales de camiones. “Actulamente, el tren puede ahorrar cerca de 20 millones de kilómetros de viajes por carretera, 15.000 toneladas de CO2 y una reducción del 70% o 90% de la huella de carbono”, ha explicado.