20 de mayo de 2019 | Actualizado 23:10

Stella Maris acogió a más de 3.000 marineros en el puerto de Barcelona en 2018

Más de 30 voluntarios trabajan de manera altruista en este centro de ayuda y apoyo a los profesionales marítimos que llegan a Barcelona
Puerto de Barcelona

El centro Stella Maris del Apostolado del Mar de Barcelona acogió a más de 3.000 marineros en sus instalaciones durante el año 2018. Además alojó a 684 personas, atendió a cerca de 4.000 tripulantes de cruceros en su oficina del muelle Adosado y facilitó el transporte de casi 5.000 marineros hasta la ciudad durante su escala en Barcelona, según refleja la memoria anual del año pasado. Stella Maris, que cuenta con el apoyo del comité de bienestar del puerto de Barcelona, es el ente encargado de dar asistencia a las tripulaciones de barcos que amarran en el puerto. Treinta y seis voluntarios trabajan de manera altruista en este centro, que abrió las puertas en 1927.

El centro Stella Maris pone a disposición de los marineros una residencia donde pueden pernoctar durante su estancia en Barcelona, con un ocupación que en 2018 fue del 65,9%. Según los datos de la memoria anual, la mayoría realiza estancias de menos de una semana y la profesión que más la utiliza es la del marino mercante.

En este centro, los marineros también tienen un club donde pueden descansar, disponen de conexión a internet gratuita para contactar con la familia, servició de biblioteca y asistencia y asesoramiento sobre aspectos sociales, religiosos, laborales, jurídicos, etc. Más de 3.000 tripulantes de barcos de todo el mundo visitaron el club durante el año pasado, destacando los de nacionalidad filipina, india, ucraniana, rusa, italiana, polonesa y china. Stella Maris dispone de otra oficina en la Terminal C del muelle Adosado, también con conexión a internet gratuita, que está especialmente orientada a las tripulaciones de cruceros y que atendió a 3.744 marineros durante el 2018.

En referencia al servicio de asesoramiento jurídico que también ofrece, a través del Centro de los Derechos del marinero, destaca la repatriación de los seis marineros del barco ‘C-Star’ que fue abandonada en el puerto de Barcelona por su armador. Durante los más de 100 días que pasó en Barcelona, la tripulación del ‘C-Star’, originaria de Sri Lanka, fue atendida por el comité de bienestar del puerto con una acción conjunta coordinada por Stella Maris -que les suministró alimentos y productos básicos y les dio apoyo en aspectos como la comunicación con las familias- y en la cual intervinieron la Capitanía Marítima de Barcelona, la Federación Internacional de Trabajadores de Transporte-ITF y el puerto de Barcelona. Finalmente, y gracias a la labor realizada por el Apostolado del Mar y los abogados de ITF, que desarrollan trabajos de voluntariado en Stella Maris, se consiguió el pago de los salarios y el retorno de los marineros a su casa.