20 de julio de 2019 | Actualizado 18:54

Un camión de Scania recorre 3.000 kilómetros con GNL

Delta Stock ha circulado con una tractora de GNL con una autonomía de mil kilómetros entre Estocolmo y Castellón
Un Scania G 410 CV propulsado por Gas Natural Licuado (GNL) | Scania

El operador logístico Delta Stock ha realizado la ruta de 3.000 kilómetros que separan Castellón de Estocolmo (Suecia) con un motor Scania G 410 CV propulsado por gas natural licuado (GNL) y un remolque frigorífico cargado con 18 toneladas de verduras. Se trata de una de las rutas más largas efectuadas en Europa con este tipo de vehículos, lo que demuestra “la viabilidad del GNL como alternativa real, rentable y sostenibles al diésel para el transporte internacional”, ha indicado el fabricante de vehículos pesados en un comunicado.

Esta prueba surgió de la colaboración entre ambas compañías con el objetivo de “mejorar la eficiencia del transporte y el cuidado del medio ambiente”, ha asegurado el gerente de Delta Stock, Luis Alonso. Así, seleccionaron este motor, con un par máximo de 2.000 Nm y una autonomía de más de mil kilómetros, que es el más potente propulsado por gas de la marca Scania en el mercado y “mantiene unas prestaciones similares al diésel”. 

Scania ha indicado que el primer paso fue planificar la ruta y los repostajes y las condiciones de los mismos junto al conductor. “Este tipo de combustible requiere un estudio de las rutas una a una, ya que el repostaje se debe realizar en estaciones de servicio especializadas y, en algunas de ellas, estar autorizado para repostar”, ha explicado Luis Alonso. Durante esta ruta, el vehículo realizó dos tramos de casi 1.000 kilómetros entre una carga de carburante y otra.