24 de mayo de 2019 | Actualizado 18:39

Los directivos logísticos se sienten poco valorados en sus empresas

El X Barómetro Círculo Logístico 2019, elaborado por el SIL, revela un mayor descontento de los directivos del sector respecto a años anteriores
Pexels

El X Barómetro Círculo Logístico 2019, elaborado por la presente edición del SIL, ha revelado un año más la opinión de unos 1.000 directivos logísticos en España. Según los resultados, este año ha crecido el número de directivos que piensa que su figura no está lo suficientemente valorada por la empresa. Concretamente, el 26,7% de los directivos cree que debería estar más valorada y el 1,2% piensa que no está nada valorada, creciendo el 3,4% y el 0,8% respectivamente en comparación a 2018. En este sentido, el 46,8% de los encuestados considera que su figura está bien valorada en la organización, cifra que contrasta con el 49,4% que obtuvo la pregunta el año pasado y el 65,3% en 2017.

Por otra parte, el 22,5% de los participantes considera que la principal virtud de un directivo es ser analítico, variable que en el barómetro de 2017 se situaba en el cuarto puesto y segundo en la edición de 2018. En segundo lugar, han citado ser innovador, con el 21,8% del total, atributo que ocupaba la primera posición en la edición anterior. Otras variables destacadas son la capacidad de negociación, ser empático y una buena formación, estrenándose este último por primera vez en el barómetro.

Los encuestados consideran que la principal característica de un buen directivo logístico es ser analítico

EXTERNALIZACIONES Y SERVICIOS
El barómetro también muestra que la actividad logística más subcontratada, al igual que sucede en las ediciones anteriores, es el transporte. El 95,7% externaliza este servicio, situándose a gran distancia de la segunda actividad en la lista, la distribución, con el 58%. “El aumento de la distribución como actividad logística subcontratada por las empresas españolas es prácticamente una constante desde el inicio del barómetro en el año 2010”, ha señalado el estudio. Otras actividades logísticas subcontratadas son la manutención y gestión de stocks, con el 26,1%; y el envase y embalaje, en el 27,6% de los casos.

En este sentido, han aumentado el 16,4% los servicios logísticos subcontratados por parte de las empresas industriales españolas respecto al año pasado, y el 42,1% respecto a 2017. Además, la calidad se mantiene como el aspecto más valorado a la hora de hacer una subcontratación, con el 85,2% y un ascenso del 6,6% respecto al año anterior, lo que confirma la tendencia al alza que viene experimentando en las diez ediciones del barómetro. El segundo aspecto más valorado es la flexibilidad, doblando la cifra prácticamente este año hasta el 62,8%.

El transporte sigue siendo la actividad logística más subcontratada, seguido de la distribución

Por otra parte, el servicio y la calidad siguen ocupando el primer lugar en cuanto a las principales preocupaciones de los cargadores españoles, seguidos por la comunicación y la información, la eficacia y la optimización de costes y stocks. Además, la innovación es una de las preocupaciones logísticas que más ha crecido en los últimos años, así como la adaptación del sector a la industria 4.0 y la evolución del servicio del transporte.

PREVISIONES DE FUTURO
El 40,1% de los directivos afirma que la colaboración en materia de transporte marcará la logística del futuro, así como el intercambio de información estandarizada, con el 39,8% del total. Otros aspectos destacados en el barómetro de esta edición elaborado por el SIL son la robotización, el blockchain, el impacto medioambiental, la mejora de las cargas en las plataformas de los clientes y la potenciación de la intermodalidad.

El 40% de los encuestados afirma que la colaboración en materia de transporte marcará la logística del futuro

Por otra parte, de cara a los próximos cinco años, el 42,2% de las empresas afirma que invertirá más de un millón de euros para adaptarse a la economía 4.0, mientras que el 27,7% invertirá una cantidad que oscilará entre un millón y cinco millones de euros. Solo el 3,5% de los encuestados revela que destinará más de 50 millones de euros a estos fines.