20 de agosto de 2019 | Actualizado 7:49

Los fabricantes europeos de vehículos recuerdan a Trump su peso en EEUU

El presidente de Estados Unidos ha afirmado que los vehículos y los componentes europeos y japoneses suponen un problema de seguridad para su país
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en un acto reciente | The White House

La asociación europea de fabricantes de vehículos (ACEA en sus siglas en inglés) han negado que la importación de automóviles y componentes desde Europa y Japón representen una amenaza para la seguridad de Estados Unidos, como manifestó su presidente, Donald Trump, la semana pasada. De hecho, ACEA ha recordado al presidente de EEUU el peso de sus socios en la economía estadounidense se han mostrado contrarios a la toma de medidas por parte de la Administración Trump para limitar las importaciones de vehículos y componentes.

Los fabricantes europeos “fabricaron más de tres millones de vehículos en los Estados Unidos el año pasado, lo que representa el 27% de la producción total de EEUU”. Además, “muchos de estos vehículos se exportan nuevamente a terceros países, incluida la Unión Europea” y su actividad en suelo estadounidense permite emplear en dicho país a prácticamente medio millón de personas, han explicado desde ACEA.

La asociación ha reiterado “su oposición a cualquier medida restrictiva del comercio que sea incompatible con las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC)”. La Administración estadounidense ha decidido retrasar la decisión de restringir la llegada de estos productos durante 180, un periodo en el que ACEA “alienta a la Unión Europea y Japón a alcanzar un acuerdo con Estados Unidos”.