22 de septiembre de 2019 | Actualizado 16:44

Abertis se adjudica el pago por uso para vehículos eléctricos en Utah

El sistema gestiona que los vehículos eléctricos no paguen el impuesto sobre la gasolina con el que se financian las infraestructuras en Estados Unidos
Autopista en el Estado de Rhode Island con el sistema de peaje del Newport Pell Bridge | Abertis

La compañía Emovis, filial del grupo Abertis dedicada al desarrollo y gestión de tecnología de peajes, desarrollará un sistema para implementar el pago por uso de las carreteras del Estado de Utah (Estados Unidos) exclusivo para vehículos eléctricos. El objetivo de esta iniciativa es gestionar que este tipo de vehículos no paguen el impuesto sobre la gasolina con el que se financian las infraestructuras en Estados Unidos. El proyecto, con una duración prevista de cinco años, está previsto que entre en funcionamiento en enero de 2020.

El sistema conocido como ‘Road User Charge’ (RUC) “representa un hito en la transformación del panorama de la movilidad por carretera”, ha indicado el director de Emovis, Anthony Alicastro. El proyecto ofrecerá de forma voluntaria a los conductores dos sistemas de cobro. Por un lado, les posibilita el cobro de una tarifa plana anual en lugar del impuesto de gasolina y, por otro, también optar por una tasa en función de la distancia recorrida. De esta forma, el coste total de los que opten por pagar la tasa por distancia recorrida no podrá superar el total del importe de la tarifa plana. 

Además de esta adjudicación, Emovis ha desarrollado numerosos proyectos para el pago electrónico de peajes. En concreto, participa en programas RUC o pago por milla en el estado de Oregón, así como en una prueba piloto en el de Washington. Estos programas se están consolidando como “nuevos sistemas de financiación alternativos en Estados Unidos”, ha explicado la compañía. Esta situación se produce porque “el impuesto sobre la gasolina es una fuente de financiación importante y el parque móvil se está electrificando cada vez más”.