18 de agosto de 2019 | Actualizado 16:33

Maersk pierde 586 millones de euros en el primer trimestre de 2019

El gigante marítimo danés ha aumentado su volumen de negocio el 2,5% en este periodo, hasta alcanzar los 8.490 millones de euros
A.P. Moller-Maersk

El gigante marítimo A.P. Moller-Maersk ha cerrado el primer trimestre del año con unas pérdidas de 586 millones de euros, cifra que contrasta con los beneficios de 2.387 millones de euros que registró en el mismo periodo del año anterior. De cara a lo que resta de ejercicio, A.P. Moller-Maersk ha recordado los riesgos asociados a las restricciones en el comercio global, así como otros factores externos que pueden impactar en los fletes marítimos, el precio del combustible y los tipos de cambio. “Todavía afrontamos incertezas considerables como muestra la debilidad de las cifras macroeconómicas, los riesgos por las tensiones comerciales y la implementación del IMO 2020”, ha reconocido el consejero delegado del grupo danés, Soren Skou.

No obstante, la compañía ha aumentado sus ingresos el 2,5%, hasta alcanzar los 8.490 millones de euros, por el crecimiento de los ingresos de su segmento de negocio de transporte marítimo y de terminales portuarias. Por otra parte, los resultados operativos continuos han experimentado unas pérdidas de 92 millones de euros, una cifra inferior a los 278 millones de euros en números rojos del primer trimestre de 2018. En cuanto a las operaciones discontinuas, también han cerrado en negativo, con unas pérdidas de 493 millones de euros, en comparación con los 2.665 millones en positivo de 2018.

“Afrontamos incertezas considerables por la debilidad macroeconómica, las tensiones comerciales y el IMO 2020”
Soren Skou Consejero delegado de A.P. Moller-Maersk

A pesar de los resultados, el consejero delegado de la empresa ha calificado de “positivo” el comienzo de año y ha resaltado que el Ebidta ha crecido el 33%, con 1.070 millones de euros. Además, Skou ha destacado que la venta de las acciones restantes de la naviera en Total ha ayudado al grupo empresarial a “reforzar su hoja de balance”. Por otra parte, el consejero delegado de A.P. Moller-Maersk ha anunciado una reducción de la deuda de 2.140 millones de euros desde el trimestre anterior y en 6.350 millones de euros desde el primer trimestre de 2018.

AUMENTA EL FLETE, PERO BAJA EL VOLUMEN TRANSPORTADO
La rentabilidad en el segmento de transporte marítimo de Maersk ha aumentado en el primer trimestre, con un crecimiento del Ebidta del 42%, hasta los 828 millones de euros. Estos resultados se han debido, principalmente, “al aumento medio de los fletes del 3,9% y a las mejoras en los costes operativos totales del 2,8%”, ha informado la empresa. En esta actividad, los ingresos han crecido hasta los 6.170 millones de euros, “a pesar de los volúmenes más bajos, que han descendido el 2,2%, impactados por la distribución en el comercio del Pacífico en el último trimestre de 2018 y por la demanda más débil en los negocios de América Latina y Oceanía”. Además, el tráfico transpacífico entre Asia y América del Norte también han mostrado signos de decrecimiento, ha señalado Maersk.

En cuanto a la rentabilidad de las terminales, la compañía marítima ha destacado la apertura de la terminal Moin, en Costa Rica, y el crecimiento del tráfico en sus terminales. En total, se ha registrado unos ingresos de 885 millones de euros y un Ebidta de 238 millones de euros. Por otro lado, los ingresos del segmento de logística y servicios de Maersk se han reducido el 0,5%, hasta los 1.250 millones de euros, causado por el debilitamiento en la carga aérea, según ha argumentado Maersk. A pesar de ello, el Ebidta ha aumentado de 40 millones de euros a 45 millones en el primer trimestre.