17 de junio de 2019 | Actualizado 16:54

El puerto de Barcelona adjudica la mota de cierre del muelle Prat

La autoridad portuaria también ha aprobado la construcción de la nave para Agility en la Zona de Actividades Logísticas (ZAL)
Proyecto de mota de cierre del muelle Prat fase III | Autoridad Portuaria de Barcelona

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Barcelona ha aprobado la adjudicación de la construcción de la mota de cierre del muelle Prat a la unión temporal de empresas ACSA Obras e Infraestructuras – Joca Ingeniería y Construcciones, por un importe de 2,9 millones de euros y un plazo de ejecución de seis meses. Además, ha dado luz verde a la concesión de una parcela en la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) en la que su sociedad gestora, Cilsa, construirá una nueva nave para el operador logístico Agility. La plataforma logística contará con una superficie de 11.000 metros cuadrados y supondrá una inversión de 6,4 millones de euros.

Por una parte, la actuación del muelle Prat se ubica en la superficie de explanada asociada a la fase III. La construcción de la mota de cierre se anticipa así a las necesidades futuras en el ámbito del muelle, donde la terminal de BEST (Hutchison Ports) prevé ampliar su instalación. “La construcción de la mota tiene como objetivo generar un recinto cerrado que permita, en fases posteriores, la obtención de nuevas explanadas”, ha informado la autoridad portuaria. Se trata de una obra previa a la construcción de la línea de muelle incluida en el proyecto de su futura ampliación.

Por otra parte, la nueva nave que Cilsa construirá para Agility en el ZAL tendrá una superficie de 10.200 metros cuadrados de almacén y 1.000 metros cuadrados de oficinas. “La nave ha estado diseñada bajo los máximos parámetros de sostenibilidad y eficiencia energética, maximizando el uso de enrgías alternativas, la eficiencia del consumo de agua y la selección de materiales para garantizar su certificación LEED Gold”, ha explicado la autoridad portuaria. La infraestructura contará con 27 muelles y dos rampas de carga. La actuación se enmarca en el plan de expansión de Cilsa, que prevé construir 271.000 metros cuadrados de nuevas naves logísticas durante los próximos años.