20 de junio de 2019 | Actualizado 21:09

Adif licita la terminal de mercancías de Constantí por un mínimo de 4,4 millones de euros

La terminal dispone de una superficie de 60.000 metros cuadrados y cinco vías donde se realizan las operaciones de carga y descarga de las utis
Adif

El gestor de infraestructuras ferroviarias Adif ha licitado, por un importe mínimo de 4,4 millones de euros, el concurso para la gestión de servicios y comercialización en la terminal de mercancías de Constantí (Tarragona). La duración establecida del contrato es de ocho años, con la posibilidad de prorrogarse, como máximo, cuatro años más. La empresa que resulte adjudicataria gestionará y comercializará los espacios, instalaciones y recursos de esta terminal. En la actualidad, la instalación es gestionada por Translisa, sociedad creada para ello por Slisa (Suardíaz y Adif) y Transfesa (Deutsche Bahn y Renfe), que también operaba la terminal de Granollers.

Adif pondrá a disposición del adjudicatario una superficie total para uso logístico de 60.000 metros cuadrados y cinco vías, donde se realizan las operaciones de carga y descarga de las unidades de transporte intermodal (utis) bajo pórtico. El Centro Logístico de Mercancías de Constantí registró en 2018 un total de 45.107 utis manipuladas en 1.855 trenes expedidos y recibidos, según las cifras aportadas por el administrador de infraestructuras ferroviarias.

La instalación ha estado hasta ahora concesionada a Translisa, sociedad conjunta de Slisa y Transfesa

El adjudicatario tendrá también a su disposición un edificio de control de 180 metros cuadrados, un edificio de oficinas de 165 metros cuadrados y un comedor de 30 metros cuadrados. Asimismo, la terminal de Constantí dispone de una red contra incendios, dotada con una sala de bombas y un depósito de agua semienterrado de 1.000 metros cúbicos. 

Como novedad en esta licitación, cuyo plazo para presentar ofertas expira el próximo 27 de junio, el adjudicatario deberá establecer, de forma obligatoria, el precio para el servicio básico de manipulación de utis apilables para los ejercicios 2020 y 2021, así como el recargo de aplicación para las utis no apilables. Este aspecto será valorado en la oferta económica con un peso específico del 20%, ha explicado Adif. El propósito de este nuevo requisito es permitir a los clientes del explotador de la instalación la posibilidad de planificar sus servicios en un horizonte temporal de dos años.