22 de septiembre de 2019 | Actualizado 16:44

Los salarios de las tripulaciones crecen por debajo de la inflación

La consultora Drewry prevé que los costes aumenten de manera moderada durante los próximos cinco años
Maersk

Los salarios de las tripulaciones han crecido de manera moderada durante los últimos doce meses y se prevé que aumenten a un ritmo similar durante los próximos cinco años. Según un reciente estudio de la consultora marítima Drewry, aunque ya es el segundo año consecutivo que estos costes suben, lo han hecho por debajo de la inflación mundial. Concretamente, han avanzado a un ritmo agregado del 1% en 2019. A pesar de ello, los incrementos salariales han sido mayores en algunos segmentos de gran crecimiento, como el del sector del transporte marítimo de Gas Natural Licuado (GNL), según ha afirmado el analista la consultora Rhett Harris.

En este sentido, el estado de depresión de la mayoría de mercados de carga marítima no permite a las compañías del sector afrontar grandes aumentos salariales, según Drewry. A su vez, la escasez de oficiales en relación a la demanda se está estrechando, debido a un crecimiento de la flota por debajo de lo anticipado. Sin embargo, el consultor Rhett Harris advierte de que “si los salarios por los servicios marítimos continúan sin ser competitivos en comparación con los trabajos en tierra”, esta situación podría cambiar.

Los profesionales con experiencia en el transporte marítimo de GNL sí están percibiendo mayores salarios

Harris ha puntualizado que “las grandes diferencias sociales” entre los trabajadores de muelle y las tripulaciones, así como “la menor predisposición de los jóvenes a la hora de comprometerse con el trabajo” influyen en los resultados. Drewry estima que, para 2024, los oficiales navales alcanzarán un pequeño superávit y que el número de marineros seguirá al alza. “Algunos rangos y niveles de experiencia continúan teniendo una oferta más limitada que el mercado de la tripulación en conjunto, especialmente los referentes a trabajadores con experiencia y, en particular, los jefes de máquina”, ha asegurado Harris.

Aunque los volúmenes de transporte marítimo están mejorando, el ámbito del comercio continúa siendo un reto y las perspectivas económicas son cada vez más inciertas, ha reconocido Drewry. La presión continuada para reducir los costes, combinado con la mejora de las condiciones de los oficiales, dificultará, según la consultora, los incentivos para aumentar los salarios. A pesar de ello, se producirán algunas variaciones entre los diferentes segmentos. Por ejemplo, los costes de los buques portacontenedores posiblemente aumenten a un ritmo lento, pero en sectores como el GNL y los químicos, donde existe mayor competencia por reclutar personal debido a la falta de oficiales certificados para buques especializados, se esperan un incremento de los costes salariales por encima de la inflación.