18 de septiembre de 2019 | Actualizado 18:58

Un proyecto para geolocalizar vehículos gana el premio Metrópolis FPLab en el ámbito portuario

Esta iniciativa, organizada por la Fundació BCN Formació Professional y Àrea Metropolitana de Barcelona, conecta las empresas con los alumnos de FP
Una imagen de los ganadores, alumnos de la escuela Pàlcalm de Barcelona | Puerto de Barcelona

Un proyecto para geolocalizar vehículos, presentado por los alumnos de la escuela Pàlcalm de la ciudad de Barcelona, ha ganado el premio Metròpolis FPLab en la categoría del ámbito portuario. Concretamente, la compañía Autoterminal, especializada en la distribución de vehículos de importación y exportación, planteó el reto de conocer qué movimientos realizaba un coche y quién los movía dentro de las instalaciones para reducir tiempo de localización, incidencias y errores humanos.

La iniciativa Metròpolis FPLab, organizada por la Fundació BCN Formació Professional y el Àrea de Desenvolupament Social i Econòmic de la AMB, cuenta también con el apoyo de los agentes del territorio como el puerto de Barcelona, Innobaix y el Circuito de Barcelona-Catalunya. Este año se fusionan los proyectos existentes de años anteriores como eran Innolab de Innobaix, Port Innova del puerto de Barcelona y Entra al circuit de la Innovació amb l’FP del Circuito Barcelona-Catalunya. 

Los premios Metròpolis FPLab sirven como punto de encuentro entre las empresas y los centros educativos de Formación Profesional con la finalidad de generar valor económico, social y cultural. Las empresas plantean retos reales para que los alumnos desarrollen ideas innovadoras, aprovechando su talento y sus competencias. De esta manera, se potencia la emprendeduría, el trabajo en equipo, el fomento de las competencias clave y la experimentación. En esta edición, los otros retos presentados en el ámbito portuario han sido: plantear cómo puede aprovechar la ciudad la capacidad de generar negocio de OneOcean Port Vell y qué estrategia global puede implementar el puerto de Barcelona para hacer frente a la basura marina, especialmente los residuos de plástico.