13 de noviembre de 2019 | Actualizado 18:12

El puerto de Tarragona presenta a Puertos del Estado su ciclo inversor de 160 millones de euros

La ZAL, el puerto seco de Guadalajara y el muelle de Baleares son algunos de los proyectos que se llevarán a cabo los próximos cuatro años
El presidente de Puertos se ha reunido con representantes de la comunidad portuaria tarraconense | Puerto de Tarragona

La Autoridad Portuaria de Tarragona invertirá 160 millones de euros en los próximos cuatro años para llevar a cabo “los proyectos necesarios para que el enclave pueda crecer en tráficos y en servicios en los próximos 10 años y pueda impulsarnos como infraestructura de primer orden en el Mediterráneo”, según ha apuntado el presidente de la entidad, Josep Maria Cruset. Así se lo ha manifestado Cruset al presidente de Puertos del Estado, Salvador de la Encina, en su primera visita institucional a la infraestructura tarraconense. De la Encina ha felicitado a Josep Maria Cruset por llevar a cabo este ciclo inversor que servirá para realizar las obras en el puerto seco de Guadalajara, la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) y la puesta en marcha del futuro muelle de Baleares como terminal multifuncional que, en una primera fase, servirá como termina provisional de cruceros y que prevé iniciar las obras a finales de este año. 

El presidente del puerto de Tarragona ha destacado que estas inversiones se realizarán con fondos propios de la autoridad portuaria, sin depender de administraciones superiores, lo cual “significa que tenemos la garantía financiera de que se va a hacer en tiempo y forma”. Cruset ha aprovechado la visita del presidente de Puertos del Estado para trasladarle la falta de conexión ferroviaria y terrestre que sufre la zona, con obras pendientes como el Corredor del Mediterráneo o la A-27.

Sobre este última infraestructura viaria, el subdelegado del Gobierno en Tarragona, Joan Sabaté, que también ha estado presente durante la visita, ha apuntado que las obras del túnel de Lilla se han reanudado y que este verano “veremos ya cómo empiezan a agujerear”. Consciente de la necesidad de esta conexión entre el Valle del Ebro con el Camp de Tarragona, Sabaté ha manifestado que antes de tres años las obras del túnel quedarán finalizadas.