16 de septiembre de 2019 | Actualizado 14:29

ICP reduce el 85% el tiempo de preparación de pedidos en sus instalaciones de Meco

El sistema implantado en sus instalaciones de Meco aumenta en más de un 600% la productividad y permite gestionar más de 1.900 pedidos por hora
ICP Logística

El operador ICP Logística ha implementado un sistema de embolsado y etiquetado automático que permite disminuir el 85% el tiempo de preparación de pedidos y aumentar más de un 600% la productividad, hasta los 1.900 pedidos a la hora, en sus instalaciones en Meco (Madrid). El sistema, fabricado por KERN y WRH Global y programado por el departamento de software de ICP, cuenta con cuatro módulos que trabajan de forma secuencial permitiendo multiplicar por seis el proceso de preparación de pedidos. Los dos primeros módulos son los encargados de imprimir y plegar la documentación, que viaja a través de una cinta transportadora hasta los siguientes, donde se realiza el embolsado y etiquetado automático. 

El proceso comienza en los puestos de inducción de material, donde se escanean los códigos de barras que identifican el producto. Gracias a la incorporación de cámaras Cognex, el proceso de lectura de NSERIE y EAN se realiza en un solo acto y sin necesidad de utilizar una pistola de código de barras. “Esto aumenta la fiabilidad y la productividad reduciendo las lecturas y el tiempo de cambio de herramienta”, según el comunicado emitido por la empresa. Al mismo tiempo que se escanea el producto, el robot se pone en marcha, imprimiendo y plegando la documentación necesaria para el pedido. Esta documentación se desplaza hasta la bandeja del puesto de inducción, en la que se ha depositado el producto escaneado, que se deja caer encima de la documentación y se transporta hasta la zona de embolsado y etiquetado automático. El proceso termina en el sorter de clasificación de paquetes donde, a través de un sistema de cintas y lectores, se clasifican los pedidos según su destino final.

Para permitir una trazabilidad total de los pedidos a través del flujo, se han instalado tres puntos de control que, leyendo los códigos Datamatrix presentes en la documentación y el embalaje, permiten la localización exacta del producto durante el proceso, ha explicado ICP Logística. A este sistema, se suma un puesto de control de calidad, en el que aleatoriamente se revisan algunos pedidos para asegurar la correcta preparación de los mismos.