18 de junio de 2019 | Actualizado 18:26

Adif adjudica contratos de mejora de cinco estaciones en la línea Zaragoza-Sagunto

Las actuaciones se inscriben en el desarrollo del Corredor Cantábrico-Mediterráneo y se prevé que finalicen en un periodo de ocho a diez meses
Adif

El gestor ferroviario Adif ha adjudicado dos nuevos contratos por un importe superior a los 5,5 millones de euros para avanzar en el plan director de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto. “Estas actuaciones se inscriben en el desarrollo del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, un eje prioritario que ha sido incluido recientemente en la red transeuropea de transportes (TEN-T)”, ha asegurado la empresa pública dependiente del ministerio de Fomento.

El primero de los contratos adjudicados conlleva la adaptación de las estaciones de Navajas, Barracas y La Puebla de Valverde a la circulación de trenes de mercancías de 750 metros de longitud. Pavasal Empresa Constructora será la responsable de desarrollar esta actuación con un presupuesto de 3,4 millones de euros y un plazo de ejecución de ocho meses. “Los trabajos comprenden la prolongación de las vías de apartado”, ha explicado Adif. “Se renovarán distintos tramos con la mejora de la superestructura actual de vía, con la colocación de traviesas polivalentes, carril de 60 kilogramos por metro, la aportación de una nueva capa de balastro y la instalación de nuevos aparatos de vía”.

Pavasal y Siemens Rail Automation han sido las empresas elegidas para llevar a cabo las actuaciones

Por otro lado, se ha aprobado la adjudicación del contrato para redactar el proyecto de las estaciones de Cariñena y Ferreruela. Concretamente, se adaptarán las instalaciones de seguridad y telecomunicaciones de éstas para la circulación de los trenes de mercancías de 750 metros. En este caso, la operación comprende la adecuación de los sistemas de gestión del tráfico y otras instalaciones en ambas estaciones, como elementos de campo, redes de cableado y canalizaciones. Además, también incluye la adaptación del control de tráfico centralizado a los nuevos dispositivos y el tendido de cableado de señalización y comunicaciones. “También se realizarán las pruebas para garantizar el óptimo funcionamiento de las nuevas instalaciones de forma previa a su puesta en servicio”, ha informado Adif. El contrato ha sido adjudicado a la empresa Siemens Rail Automation por un importe de 2,1 millones de euros y un plazo de ejecución estimado de diez meses.

El plan director para asegurar la competitividad del Corredor Cantábrico-Mediterráneo prevé actuaciones hasta 2023 y representa una inversión global de 386,6 millones de euros, según ha recordado Adif. Se espera que una vez completado el plan, la línea disponga de una mayor capacidad de tráficos, que se reduzcan los tiempos de viaje, que se mejore la competitividad de los servicios de carga y que se incremente la velocidad máxima de circulación, entre otros.