20 de julio de 2019 | Actualizado 18:54

La carretera necesita algo más allá de un cambio de nomenclatura del ministerio

Las principales asociaciones de empresas de transporte por carretera, CETM y Astic, han demandado una mayor interlocución en las cuestiones que les afectan
El presidente de la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (Astic), Marcos Basante, y la secretaria general de Transporte, María José Rallo, en la asamblea celebrada en Granada | L.A.

Las asambleas generales de CETM y Astic, celebradas ambas el 14 de junio en Madrid y Granada, respectivamente, han puesto de nuevo sobre la mesa las diversas cuestiones que preocupan a las empresas de transporte por carretera en España. Sus demandas se centran en cuestiones concretas y van mucho más allá del cambio de nomenclatura del ministerio de Fomento, que pasará a denominarse de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, según confirmó la secretaria general de Transporte, María José Rallo, en su intervención en la asamblea general de Astic.

“¿Somos un sector estratégico?”, ha preguntado retóricamente el presidente de CETM, Ovidio de la Roza. “La respuesta es clara, pero esta palabra, este concepto, no puede ni debe ser un simple vocablo semántico”. Mientras las administraciones y la sociedad en general “no nos reconozcan este papel, corremos el riesgo de no ser nadie, ni nada”, ha concluido De la Roza.

“¿Somos un sector estratégico? La respuesta es sí, pero este concepto no puede ser solo un vocablo”
Ovidio de la Roza Presidente de CETM

De hecho, el cambio de nombre del ministerio no figura entre las 12 medidas urgentes que el CNTC ha puesto sobre la mesa, y que estuvo al borde de desencadenar un paro patronal a inicio de año, porque existen cuestiones de calado más concretas de cuya respuesta depende la consideración del sector como estratégico, según las asociaciones. El presidente de Astic, Marcos Basante, ha pedido al próximo Ejecutivo “que cuente con nosotros cada vez que nos afecte algo directamente”. Hasta la fecha, “no se comparten las modificaciones reglamentarias que nos atañen y se extrapolan leyes provenientes de la Unión Europea”. Por su parte, el presidente de CETM, Ovidio de la Roza, expuso ante sus asociados que “a nadie se le escapa que una parte de nuestro futuro va a depender de los pactos y las decisiones que finalmente vean la luz en este panorama de incertidumbre política, aunque debemos recordar que los programas de los partidos políticos no destacan precisamente por defender el transporte de mercancías por carretera”.

LA FALTA DE CONDUCTORES Y LAS RELACIONES CON LOS CARGADORES
Además de la impugnación del ROTT, la Euroviñeta o la transformación tecnológica del sector, dos cuestiones centraron gran parte de la atención en las asambleas generales de las asociaciones: la falta de conductores y las relaciones con los cargadores. El presidente de Astic ha manifestado que, entre la sociedad, “el sector del transporte y la logística ya se ha convertido en una commodity”. Esta conceptualización está generando otra perspectiva del sector, “lo que provoca una disrupción radical”.

En consecuencia, “la competitividad de este sector se basa en el empleado más precario”, ha señalado el secretario de organización y finanzas del sector de en CCOO, Francisco Vega, por lo que “no nos faltan conductores, si no condiciones”. Para Marcos Basante, el sector “debería primar la cooperación sobre la competencia y el empleo de calidad”. Por su parte, el presidente de Fetransa, Víctor González, ha añadido en su intervención en la asamblea de Astic que la competitividad en el sector debería responder a “la flexibilidad, a la capacidad de adaptarnos permanentemente a los cambios tanto en materia tecnológica como normativa”.

“El transporte debería primar la cooperación sobre la competencia y el empleo de calidad”
Marcos Basante Presidente de Astic

El presidente de CETM ha señalado directamente a los cargadores y su actitud como uno de los principales detonantes de la falta de conductores, “un problema cada vez más preocupante que nos quieren achacar a nosotros”. A juicio de Ovidio de la Roza, “la recalcitrante actitud de nuestros clientes, los cargadores, con sus continuas presiones sobre las 44 toneladas sin ofrecer contrapartidas, sus exigencias para que compremos vehículos propulsados por energías alternativas con nuestro dinero, su falta de colaboración en las labores de carga y descarga o el aumento de la morosidad y de otras abusivas condiciones de trabajo” están asfixiando al sector. Todo ello, ha continuado el presidente de CETM, está provocando que ellos mismos, «sin apenas darse cuenta, se estén poniendo la soga al cuello» y dificultando la atracción de nuevos conductores profesionales.

Durante la asamblea de Astic, Marcos Basante tampoco ha perdido la oportunidad de dirigirse a los cargadores, mostrando su postura favorable de llegar a un acuerdo que beneficie a ambas partes. Actualmente, la mesa de negociación continua paralizada, por lo que ha solicitado a los cargadores retomar el contacto, aunque ha advertido que “viniendo con otro talante distinto al actual”.