18 de julio de 2019 | Actualizado 11:39

El programa colaborativo de Chep ayuda a San Miguel a reducir el 12% sus emisiones de CO2

Tanto la cervecera como Taisa Logistics han acortado en 300.000 kilómetros el recorrido en vacío y han ahorrado 400 toneladas de CO2 en 2018
Mahou San Miguel

La compañía de bebidas Mahou San Miguel ha reducido el 12,4% de sus emisiones de CO2 derivadas del transporte en carretera durante 2018. Concretamente, tanto la empresa como su operador logístico integral, Taisa Logistics, han acortado en 300.000 kilómetros el recorrido en vacío y han ahorrado 400 toneladas de CO2. Estas cifras son resultado de su colaboración con el programa ‘Soluciones de Transporte Colaborativo’ de la empresa Chep, del cual forma parte desde 2015.

“El sistema pooling de Chep nos permite operar en un entorno de economía circular, optimizar nuestros proyectos logísticos, ahorrar costes y garantizar nuestro compromiso con el cuidado del entorno”, ha asegurado la directora de Logística de Mahou San Miguel, Carmen Calama. La iniciativa se enmarca en el plan global de movilidad sostenible de la cervecera, en el que también destacan otras acciones como su apoyo a los distribuidores para que incorporen vehículos más respetuosos con el medio ambiente. En esta misma dirección, Taisa Logistics también está incorporando a su flota camiones de gas natural licuado, entre otros.

Mahou San Miguel ha conseguido reducir más de 2.000 toneladas de CO2 gracias a Chep

El programa de Chep cuenta con más de 225 clientes y está diseñado para optimizar las rutas de camiones, compartiendo el transporte entre clientes. “Esto es posible gracias a la creación de una comunidad de fabricantes donde se promueven modelos de transporte más sostenibles, apoyados en tecnologías de comunicación inteligentes y transparentes, y garantizando en todo momento la confidencialidad”, ha explicado Mahou San Miguel en un comunicado.

Desde hace cuatro años, además, la cervecera forma parte de otro de los programas de Chep, en este caso relacionado con una plataforma de cero emisiones. De esta manera compensa su huella anual de carbono, derivada de los movimientos de palés, con la adquisición de créditos de carbono de la empresa Natural Capital Partners. A través de esta, Mahou San Miguel elige anualmente un proyecto para compensar su impacto, como por ejemplo una iniciativa dirigida a mejorar el acceso a la energía en India. Desde la adhesión en 2015, la empresa de bebidas ha conseguido reducir más de 2.000 toneladas de CO2.