14 de octubre de 2019 | Actualizado 7:08

La digitalización abre el camino a nuevos actores en la industria marítima

Mercè Conesa ha defendido que “la transición tecnológica posibilitará a empresas de menores dimensiones entrar en espacios donde antes no podían”
Ponentes de la conferencia sobre revolución 4.0 en el sector marítimo del SIL 2019 | M.V.

Las nuevas tecnologías permitirán la democratización y globalización de la industria marítima y de su sector logístico. Así lo han afirmado en el marco del SIL 2019 los ponentes de la conferencia organizada por Alacat sobre revolución 4.0 y su impacto en el sector marítimo. La presidenta de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Mercè Conesa, ha asegurado que “la transición tecnológica posibilitará que haya más actores” en el mercado y que dará la oportunidad a las pequeñas empresas de “entrar en espacios donde antes no podían”. En la misma línea, el director general de Cosco Shipping Lines en España, Albert Oñate, ha señalado que esta democratización permitirá al cliente escoger: “Le dará igual quién es el grande o el pequeño, eligirá al eficiente”.

En cuanto a globalización se refiere, Oñate ha defendido que “a nivel logístico deberíamos ser capaces de crear modelos válidos para una mayor parte de la población mundial”. Uno de los principales problemas con los que se encuentran las navieras, y que las nuevas tecnologías pueden solucionar, son los procedimientos burocráticos específicos de puertos y aduanas. Se produce esta situación especialmente en las rutas transatlánticas, porque incluyen muchas escalas. La digitalización podría ayudar a reducir las esperas, con los consiguientes ahorros en combustible y costes: “Si somos capaces de compartir la información, daremos un ciclo de vida mucho más efectivo al servicio”.

“Si somos capaces de compartir la información, daremos un ciclo de vida mucho más efectivo al servicio”
Albert Oñate Director general de Cosco Shipping Lines en España

En este sentido, el director de Transformación Digital en grupo Romeu, Manuel Boggiero, ha coincidido en afirmar que “hay situaciones geopolíticas que no permiten innovar” y ha reconocido que “el momento en el que se integren todos los datos aún es lejano, pero llegará”. A esto, el director de Cosco Shipping Lines en España ha añadido que “son unos hábitos que cuestan mucho de hacer caer”.

En cuanto al papel de las autoridades portuarias a la hora de liderar la transformación digital de los puertos, Conesa ha puntualizado que “la tecnología debe servir de palanca para mejorar la competitividad, pero desde los puertos no podemos actuar solos”. Por ello, ha solicitado “la complicidad de todos los actores de la cadena logística para desarrollar un proceso más flexible, transparente, participativo y competitivo”. La presidenta del puerto de Barcelona también ha aprovechado la ocasión para anunciar que la autoridad portuaria presentará a lo largo de este año “diferentes iniciativas tecnológicas que van a poder ser replicadas en otros puertos y en colaboración con otros puertos”.

“Necesitamos la complicidad de todos los actores para desarrollar un proceso más flexible, transparente, participativo y competitivo”
Mercè Conesa Presidenta de la Autoridad Portuaria de Barcelona

En la mesa redonda también ha participado el presidente del puerto de Barranquilla (Colombia), Rene Puche, cuyo enclave está liderando desde hace un par de años un proyecto de transformación digital. Puche ha enfatizado la importancia de prestar servicios de valor agregado y ha revelado que “solo el 20% de nuestros ingresos se generan en el muelle, el resto es de servicios de plataforma logística”. En este punto, el director comercial y logístico en la región de las Américas de DP World, Héctor Tamburini, se ha expresado de forma similar: “Hay que hacer un cambio de cadena de suministro a cadena de valor”. En este contexto, ha explicado que DP Word están llevando a cabo diferentes iniciativas en materia de innovación como el sistema Boxbay.

Ante las amenazas que presenta la digitalización del sector, como por ejemplo la destrucción de puestos de trabajo, los ponentes han mostrado su optimismo. “Trabajar por este desarrollo no es trabajar en contra de las personas y, si somos capaces de hacerlo de una forma mucho más global, el beneficio será para todos”, ha asegurado Oñate. Por su parte, Boggiero ha añadido que “los vencedores serán los que apliquen la tecnología, pero con estrategia” y que es precisamente “la combinación de las tecnologías de la industria 4.0 lo que empodera a las personas”.

“La tecnología nos ayudará a ser más competitivos, pero la química entre las personas añade un papel muy importante”
Rene Puche Presidente del puerto de Barranquilla (Colombia)

Un ejemplo de la interacción entre humanos y máquinas se encuentra en el propio puerto de Barcelona. Mercè Conesa ha destacado que la terminal semiautomatizada BEST (Hutchison Ports) dispone de mejores niveles de rendimiento que algunas terminales completamente automatizadas del mundo. “Tenemos que afrontar el desafío de la automatización de los puestos de trabajo, pero el valor añadido que aportará siempre el factor humano va a permanecer”, ha asegurado. Puche también se ha expresado en similares términos: “Un cambio de tecnología nos ayudará a ser más competitivos, pero al final la química entre las personas también añade un papel muy importante”.