11 de julio de 2020 | Actualizado 17:49

Cumplir con los plazos puede acabar con el ‘fast logistics’ en la última milla

Profesionales del sector coinciden en la importancia de realizar las entregas en la franja horaria acordada de forma conjunta con el cliente
Ponentes durante la mesa redonda sobre externalización de actividades logísticas en el SIL 2019 | M.V.

La inmediatez de las entregas ha hecho surgir modelos de negocio muchas veces insostenibles en el sector logístico. Ante esta situación, algunos profesionales de la industria están valorando alternativas para optimizar los desplazamientos de última milla y responder a las demandas crecientes de los clientes. “Lo fundamental no es que llegue el paquete mañana, sino que llegue el día y a la hora acordados”, ha asegurado el director comercial de Ingram Micro Services Spain, José Luis Nuño. Por su parte, el cofundador de la empresa Nektria, David Costa, ha añadido que “la inmediatez es una distorsión del mercado”.

Las diversas opiniones sobre los cambios que el e-commerce está propiciando se han hecho escuchar en la mesa redonda sobre externalización de las actividades logísticas organizada por el Centro Español de Logística, en el marco del SIL 2019. El gestor de proyectos del operador logístico ROR, Ricard de Alcázar, ha manifestado que “si el cliente lo quiere, para eso estamos los logísticos: solo tenemos que establecer el precio”. Sin embargo, el director de Proyectos de Innovación y Desarrollo de la Fundación Cares, Daniel Mayor Isaac, ha explicado que en su empresa “los nuevos clientes que nos llegan huyen un poco del fast logistics” y que solo unos dos o tres de cada 20 les piden entregas en menos de 24 horas.

“Lo fundamental no es que llegue el paquete mañana, sino que llegue el día y a la hora acordados”
José Luis Nuño Ingram Micro Services Spain

No obstante, el sector coincide en que “hay que poner en valor que la logística tiene un coste”, tal como ha afirmado Nuño, y que “si no es urgente, debemos ser racionales, hacer que las cosas entren en un cauce lógico”. Además, Costa ha señalado que “si la logística cumpliera con lo que dice, nadie estaría pendiente de ella” y que si la empresa se compromete a entregar a una hora determinada, “nadie se mira el tracking”. En este sentido, Danier Mayor ha añadido que al final no se trata solo de precios, sino de los problemas asociados, como la sostenibilidad, que ha calificado como “uno de los grandes retos del siglo XXI”.