18 de julio de 2019 | Actualizado 11:39

Adif es uno de los gestores ferroviarios europeos con menos costes operacionales

La empresa pública española es la segunda de los 15 países europeos analizados con menor coste operacional en proporción al tamaño de su red
Adif

Un reciente estudio de la Comisión Europea ha evaluado las redes ferroviarias de 15 países europeos, en el que ha analizado indicadores de dimensiones variadas como la puntualidad, costes, resiliencia, desarrollo sostenible y seguridad. En ella, se revela que los costes operacionales de Adif, en proporción al tamaño de su red, son los segundos más bajos de la lista, situándose solo por detrás de Finlandia. “Aunque habría que realizar un análisis más profundo de los datos teniendo en cuenta la diversidad de las entidades, los resultados publicados apuntan a que realizamos una gestión más eficiente del mantenimiento de la infraestructura que el resto de empresas europeas”, han señalado desde la empresa pública española de gestión de infraestructuras ferroviarias.

Mientras que la media europea se sitúa en unos 88.000 euros por kilómetro en 2017, la suma desciende hasta unos 42.000 euros en el caso español. En este sentido, el informe también apunta a un leve decrecimiento de esta cifra en comparación a la media entre 2012 y 2017. En el otro extremo, Suiza es el país que más invierte con 217.000 euros anuales por kilómetro.

No obstante, el operador ferroviario español ha puntualizado que “debe tenerse en cuenta que, pese al ejercicio que realiza la UE para disponer de datos homogéneos, no podemos asegurar que la comparativa sea totalmente fiable”. En la misma línea, la European Network of Rail Infrastructure Managers (PRIME), responsable de publicar el informe, ha reconocido que esta comparación es general y que incluye solo los mayores agentes de costes. “Para un análisis significativo, también se deberían tener en cuenta las características de la red, su utilización, las tecnologías de gestión de tráfico y el grado de centralización”, ha explicado.

La media europea se sitúa en unos 88.000 euros por kilómetro y en el caso de España es de 42.000 euros

INGRESOS E INVERSIONES
El estudio divide los ingresos de los operadores ferroviarios en dos categorías: los cánones de acceso a las vías y el resto de cánones. En cuanto a los primeros, que también se calculan en relación al tamaño de los operadores, muestran el grado en que las empresas generan ingresos a partir de la utilización de la red, hecho que está vinculado con los volúmenes de tráfico. A nivel europeo, la media de ingresos se sitúa en 60.700 euros por kilómetro, aunque estos resultados están sesgados por el excepcional caso de Lituania, cuyos ingresos alcanzan los 170.000 euros. 

En España, se han situado en unos 49.000 euros en 2017, según recoge el informe realizado para la Comisión Europea. No obstante, los resultados divergen de la media española en el periodo de 2012 a 2017, que se sitúa en unos 40.000 euros. “El incremento está motivado porque en julio de 2017 entró en vigor la Ley 38/2015 del sector ferroviario, por la cual se modificó la estructura de tasas y cánones ferroviarios, así como las tarifas por la prestación de servicios complementarios”, ha explicado Adif. “Los cambios introducidos por esta ley afectaron tanto a la estructura de cánones como a los ingresos obtenidos por Adif a través de los mismos”. Por su parte, en el extremo opuesto de Lituania, se encuentran países como Finlandia, que ingresa 6.000 euros anuales por kilómetro.

Adif ingresó 40.000 euros por km en concepto de acceso a la red en 2017, mientras la media es de 60.700 euros

En referencia a los ingresos por cánones o tasas diferentes al acceso a la red, la media se sitúa en 25.300 euros por kilómetro. En este aspecto, Adif dobla la cifra hasta alcanzar a los 52.000 euros, ingresos que en la media de 2012 y 2017 eran todavía unos 5.000 euros mayor. Los datos aportados por Adif en este apartado incluyen todos los ingresos que no son cánones: alquileres y servicios, suministro de energía a las operadoras o servicios prestados en estaciones de viajeros y terminales de mercancías, entre otros. “Desconocemos cuáles son los ingresos que han incluido el resto de los administradores europeos en este caso, teniendo en cuenta una vez más que cada uno de ellos tienen diferentes estructuras y competencias”, ha manifestado Adif. Se trata del tercer operador analizado con ingresos más altos, después de Gran Bretaña y Suiza. Estos tres operadores son los tres únicos que han generado ingresos por encima de la media.

Finalmente, los gastos de inversión anuales en relación al tamaño de la red son, de media, de 119.00 euros por kilómetro en Europa. Adif se sitúa por debajo con unos 95.000 euros, aunque su media en el periodo de 2012 a 2017 la ha superado ampliamente (120.000 euros).

El 60% de las líneas españolas están electrificadas, pero los trenes propulsados con energía eléctrica es del 91%

MÁS PORCENTAJE DE TRENES ELÉCTRICOS QUE DE VÍAS ELECTRIFICADAS
Por otra parte, el estudio apunta a que, de manera global, el 77% de los kilómetros operados por estos gestores de infraestructuras estaban propulsados por electricidad EN 2017. En España, con más de 15.000 kilómetros de líneas ferroviarias comerciales, cuenta, sin embargo, con el 60% de líneas electrificadas. No obstante, el total de trenes propulsados con energía eléctrica es del 91%, situándose así por encima de la media europea y colocándose en tercera posición tras Suiza y Suecia.

Además, el 68% de los trenes de mercancías analizados llegaron con puntualidad a sus destinos, dinámica que contrasta con el 91% en los trenes de pasajeros. Aunque en el caso de Adif los resultados de puntualidad en el envío de mercancías no están disponibles.