24 de octubre de 2019 | Actualizado 17:33

Ports de la Generalitat incorpora vehículos eléctricos para mejorar la sostenibilidad

El puerto de Vilanova i la Geltrú cuenta con una nueva barredora eléctrica más ecológica, eficiente y que no genera emisiones ni contaminación acústica
El gerente de Ports de la Generalitat, Joan Pere Gómez, frente a la nueva barredora eléctrica del puerto de Vilanova i la Geltrú | Ports de la Generalitat de Catalunya

El puerto de Vilanova i la Geltrú (Garraf) dispone de una nueva barredora eléctrica en su parque móvil para limpiar la superficie del suelo en todo el recinto portuario, una adquisición que se enmarca en la estrategia de continuar potenciando la movilidad sostenible dentro de los puertos catalanes y ayudar así a atenuar el cambio climático.

La barredora, que ha supuesto una inversión pública de 64.000 euros, sustituye a la máquina de limpieza anterior, que funcionaba con un motor diésel que consumía 280 litros de gasoil por año. Según se ha apuntado desde Ports de la Generalitat de Catalunya, la nueva barredora, más ecológica, tiene un motor eléctrico que consume 5,95 kW por hora, dispone de filtros para captar y recoger el polvo en seco y evitar la emisión de polvo al aire y genera menos contaminación acústica. Según apunta el comunicado emitido por la Generalitat, “la máquina es más eficiente porque tiene capacidad para recoger el doble de basura”. De momento la carga eléctrica se realizará en un almacén del puerto. A medio plazo, Ports de la Generalitat tiene previsto instalar puntos de recarga para vehículos eléctricos en todos los puertos que gestiona.

El nuevo vehículo se incorpora al parque móvil sostenible de la zona portuaria centro, que ya dispone de una barredora eléctrica en Arenys de Mar y de dos ciclomotores eléctricos en Vilanova y Arenys. El gerente de Ports de la Generalitat, Joan Pere Gómez Comes, ha explicado que “hemos empezado por los puertos de Vilanova i Arenys, pero nuestro objetivo es dotar a la resta de puertos de nuestro ámbito con vehículos sostenibles para el trabajo del personal”. Gómez Comes ha añadido que “continuaremos trabajando en el marco global de la lucha contra el cambio climático con actuaciones y medidas para adaptar al máximo las instalaciones para que sean cada vez más sostenibles”.