16 de octubre de 2019 | Actualizado 20:06
Depot Zona Franca

Depot Zona Franca ofrece un nuevo servicio de limpieza de contenedores reefer

El tratamiento de desinfección garantiza la higienización y eliminación de los microorganismos, según la empresa de depósito y reparación de contenedores

La compañía TecnoBio ha otorgado a Depot Zona Franca el certificado FreeBac de BioSeguridad. A través de este, Depot Zona Franca ofrecerá a partir de ahora un nuevo servicio de higienización de contenedores reefer a las principales navieras y empresas que operan en los puertos de Barcelona y Algeciras, donde la compañía tiene los depósitos. “El tratamiento consiste en una pulverización electroestática envolvente que permite cubrir una superficie íntegramente, sin dejar espacios y alcanzando aquellas zonas de difícil acceso”, ha asegurado la compañía de depósito y reparación de contenedores reefer. “De esta forma, no se precisa un aclarado posterior, con el consiguiente ahorro de producto y de tiempo”.

TecnoBio es una empresa especializada en tratamiento de desinfección que ha desarrollado la tecnología TecnoStatic, que según Depot Zona Franca, “garantiza la higienización y la eliminación de microorganismos” y “genera espacios bioseguros”. El servicio de limpieza de contenedores refrigerados está pensado especialmente para empresas exportadoras de sectores como el farmacéutico o productos frescos de alimentación para consumo humano, como la industria cárnica o de productos del mar. Además, la tecnología TecnoStatic está certificada por la dirección general de Salud Pública, tanto para uso ambiental como alimentario.

El director de Depot Zona Franca, Jaume Vilardebó, ha asegurado que certificarse como empresa FreeBac es una apuesta porque “los métodos y procedimientos de limpieza tradicionales, aun siendo los mejores, no llegan a tratar correctamente las zonas críticas de una forma apropiada, y en ocasiones pueden haber contaminaciones cruzadas”. Una vez realizado el tratamiento de higienización, Depot Zona Franca emite un certificado oficial que garantiza que se ha llevado a cabo la desinfección del contenedor en todas las superficies interiores, incluyendo paredes, techos y suelos. “Este método reduce al 100% a carga microbiana de las superficies tratadas y mejora la calidad higiénica y de bioseguridad de los contenedores frigoríficos”, ha asegurado la compañía.