17 de septiembre de 2019 | Actualizado 17:34

Sesé envía componentes a la fábrica de Seat con drones

La compañía automovilística estrena un servicio que unirá el centro logístico de Sesé en Abrera con la planta de Martorell en solo 15 minutos
Seat

La planta de Seat en Martorell se ha convertido en la primera fábrica española que recibe componentes a través de dron. La compañía automovilística, de la mano del Grupo Sesé, ha puesto en marcha un servicio de aeronaves no tripuladas que unirá el centro logístico del operador de transporte en Abrera con la fábrica de Seat en Martorell. Hoy se ha realizado oficialmente el primer suministro de piezas en España entre dos centros productivos con la circulación de un dron que, a partir de ahora, abastecerá de volantes y airbags a las líneas de montaje del fabricante de automoción. El proyecto piloto se ha realizado bajo la supervisión de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) y continuará de manera experimental con varias circulaciones al día.

Según fuentes de Seat, la incorporación de drones mejorará la flexibilidad de las líneas de producción al conectar los poco más de dos kilómetros que separan ambas instalaciones para el suministro rápido de piezas just in time en solo 15 minutos, un proceso que ahora se realiza a través de camión y dura una hora y media. De este modo, “siempre que se necesite una pieza en la línea de producción, se facilitará el suministro rápidamente, mejorando así la eficiencia”, se ha apuntado desde la compañía. Además, el suministro con drones supone una reducción de emisiones de CO2 respecto al camión y las baterías del dron se recargan con energías renovables, han recordado desde Seat.

El vicepresidente de Producción y Logística de Seat, Christian Vollmer, ha subrayado que el vuelo de hoy es el primer paso para transformar la cadena de suministro en la industria del automóvil. Vollmer ha añadido que “el suministro con drones revolucionará la logística ya que, en el caso de Seat, reducirá en un 80% el tiempo de suministro”. Para Christian Vollmer, “con esta innovación, impulsamos la industria 4.0 y seremos más eficientes, ágiles y competitivos y también mucho más sostenibles”.