6 de diciembre de 2019 | Actualizado 20:16

Renfe, Transfesa y Slisa también se adjudican la terminal ferroviaria de Constantí

La unión temporal de empresas conformada por las tres compañías gestionará la instalación de 33.000 metros cuadrados durante un mínimo de ocho años
Google Maps

El gestor de infraestructuras ferroviarias Adif ha adjudicado la gestión de la terminal de mercancías de Constantí, situada en la provincia de Tarragona a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Renfe Mercancías, Transfesa Logistics y Soluciones Logísticas Integradas, Slisa. Precisamente estas dos empresas, Transfesa y Slisa, se adjudicaron la gestión de la terminal de mercancías de Granollers hace pocos días por más de 1,6 millones de euros.

Después de la licitación de la terminal de Constantí por parte de Adif a finales de mayo por un importe mínimo de 4,4 millones de euros, la adjudicación se ha realizado por un periodo de ocho años, prorrogables a cuatro más, a lo largo de los que la UTE adjudicataria gestionará y comercializará los espacios, instalaciones y recursos de esta terminal, que cuenta con una superficie total de 33.000 metros cuadrados, de los que 350 son de oficinas, y 5 vías de hasta 400 metros donde se realizan las operaciones de carga y descarga. Hasta ahora la instalación estaba gestionada por las mismas empresas: Translisa, sociedad creada por Slisa (Suardíaz y Adif) y Transfesa Logistics (Deutsche Bahn y Renfe).

El cometido de Renfe Mercancías y las otras dos empresas integradas en la UTE es la prestación del servicio de manipulación de unidades de transporte intermodal (utis) a empresas ferroviarias y otros candidatos que lo soliciten conforme a las condiciones y precios que se aprueben bajo el criterio de igualdad, transparencia y no discriminación.

La terminal de mercancías de Constantí tiene capacidad para manipular hasta 45.000 utis anuales. En el año 2018, registró una actividad de 1.855 trenes expedidos y recibidos y 2.158 horas de movimiento de locomotora, según datos aportados por Renfe Mercancías. Para mantener la actividad de la terminal, ha sido necesaria la subrogación de 13 trabajadores y, a medio plazo, se prevé la contratación de otros dos operarios más, ha manifestado el operador ferroviario público.