20 de julio de 2019 | Actualizado 18:54

Nunca la repulsión ha sido tan atractiva para la logística

La startup española Zefrict ultima un prototipo con repulsión magnética para mover cargas pesadas en palets o contenedores con mayor rapidez y eficiencia
Universidad de Castilla-La Mancha

La repulsión magnética es una tecnología que consigue mover cargas muy pesadas gracias a que se encuentran suspendidas de la superficie y evitan la fricción. Ya se está utilizando en el sector ferroviario en China o Japón y es en lo que se basa el Hyperloop promovido por Elon Musk, que lleva años desarrollándose en varios países y promete ser una revolución para la movilidad. La startup española Zefrict aplica esta tecnología de levitación al transporte de palets o contenedores en distancias cortas, como las que existen en grandes almacenes o puertos, ahorrando costes gracias a que hace mucho más rápida y sencilla la manipulación de mercancías pesadas.

Según palabras del creador de esta tecnología, Andrés Moreno, “el consumo de energía con Zefrict es equiparable a las máquinas que se utilizan actualmente, pero es mucho más rápido y, con el mismo personal, permite mover el 50% más de mercancías”. Las empresas de paletería y transporte de mercancías son el target de este proyecto porque es en sus plataformas donde se puede implementar esta tecnología “de manera más rápida y con más eficiencia”, ha explicado Moreno. Aun así, el ingeniero mecánico de la Universidad de Castilla-La Mancha e impulsor del proyecto ha avanzado que “estamos trabajando para implementar Zefrict en puertos y aeropuertos, pero esta parte aún no está desarrollada al 100%”. 

“Zefrict permite mover el 50% más de mercancía con el mismo personal”
Andrés Moreno Creador de Zefrict

De momento, existe ya un prototipo validado y testado. El próximo paso, según Andrés Moreno, es confeccionar un kit para disponer de un producto final que, en su momento, podrá alquilarse o adquirirse. “Ahora solo faltan temas legales y toda la normativa para adaptar el producto y lanzarlo al mercado”, algo que está previsto para dentro de un par de años. El objetivo final, según Moreno, “es lograr optimizar las naves de las empresas para el transporte de su mercancía”.

Esta iniciativa ha ganado el primer premio del IX Encuentro Explorer, evento anual de emprendimiento universitario, que este año ha reunido en la ciudad portuguesa de Coímbra a más de 500 jóvenes emprendedores. El Encuentro Explorer forma parte del programa Explorer que impulsa Banco Santander a través de Santander Universidades y coordina el Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE), en el marco del proyecto global de emprendimiento Santander X.