22 de septiembre de 2019 | Actualizado 12:01

Ports de la Generalitat instalará puntos de recarga para vehículos eléctricos

Las actuaciones se desarrollarán en 13 puertos gestionados por Ports de la Generalitat, comenzarán en otoño y cuentan con un presupuesto de 218.000 euros
Punto de recarga eléctrica | Generalitat de Catalunya

La empresa pública Ports de la Generalitat ha licitado un proyecto para implantar estaciones de recarga para vehículos eléctricos en 13 puertos del litoral catalán. El objetivo es, según la Generalitat de Catalunya, “favorecer una movilidad limpia y eficiente entre los usuarios”. La actuación comenzará en otoño y forma parte del plan de inversiones 2019-2022 de Ports, con un presupuesto de 218.000 euros. De esta forma, las estaciones se ubicarán “en vías públicas o lugares accesibles desde la vía pública, señalizadas y con acceso garantizado permanente para los usuarios de cualquier tipo de vehículo eléctrico estándar”, ha asegurado la administración pública catalana.

Este proyecto facilitará así la intermodalidad de diversos tipos de transporte, potenciando los modos con menor intensidad en el uso de combustibles fósiles. El gerente de Ports de la Generalitat, Joan Pere Gómez, ha señalado que la instalación de estas estaciones supone “un paso adelante en la política que el Govern lleva a cabo para luchar contra el cambio climático, porque la movilidad sostenible minimiza el impacto ambiental y acústico, y este ha de ser el camino a seguir”.

“La movilidad sostenible minimiza el impacto ambiental y acústico, y este ha de ser el camino a seguir”
Joan Pere Gómez Gerente de Ports de la Generalitat

Concretamente, la actuación prevé la instalación de tres puntos de recarga rápida en los puertos comerciales de Palamós, Vilanova i la Geltrú y Sant Carles de la Ràpita. “Esta tipología permite recargar el 80% de la batería en unos 20 minutos y ofrece la posibilidad de recargar en corriente continua a 50 kilovátios y, en alterno, a 45 kilovátios”, ha explicado la Generalitat. Además, también se prevé la colocación de 10 puntos de recarga semirápida en los puertos de Llançà, La Selva, Roses, Escala, Sant Feliu de Guíxols, Blanes, Arenys de Mar, Ametlla de Mar, Deltebre y Cases d’Alcanar. Esta operación permite recargar el vehículo completamente en unas tres horas y necesita una potencia de corriente de 22 kilovatios. Los usuarios del nuevo servicio podrán activarlo mediante un teléfono móvil inteligente con una aplicación específica, a través de un código QR o de un sistema similar.

El proyecto se alinea con el plan estratégico para el desarrollo de recarga para vehículo eléctrico en Catalunya 2016-2019, impulsado por el Institut Català de l’Energia. Asimismo, la nueva ley catalana de puertos y el nuevo plan de puertos, actualmente en tramitación, ponen la normativa y las líneas estratégicas para luchar contra el cambio climático, que se materializan en el plan de inversiones. De hecho, también prevé otras actuaciones e inversiones como infraestructuras para el cobijo de embarcaciones y para la adecuación al cambio climático.