15 de diciembre de 2019 | Actualizado 10:11

Cimalsa y VIIA se alían para la terminal de autopista ferroviaria del puerto de Barcelona

Esta instalación será la primera con estas características en la Península Ibérica y se construirá en los terrenos del antiguo cauce del río Llobregat
Firma de la alianza entre Cimalsa y VIIA en la sede del departamento de Territori i Sostenibilitat | Generalitat de Catalunya

El gestor catalán de infraestructuras logísticas y de movilidad Cimalsa, dependiente del departamento de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya, ha suscrito un acuerdo de colaboración con la empresa VIIA para la construcción y explotación de la terminal de autopista ferroviaria en el puerto de Barcelona. Esta instalación será la primera con estas características en la Península Ibérica y se desarrollará sobre los terrenos del antiguo cauce del río Llobregat.

El acuerdo firmado por el presidente de Cimalsa, Enric Ticó, y el presidente de VIIA, Thierry Le Guilloux, contempla la participación de la empresa pública en una sociedad con mayoría de la compañía ferroviaria francesa filial de SNCF. Según ha explicado la Generalitat, el proyecto también “está abierto a que participen otras administraciones públicas”, especialmente, una vez se haya aprobado la concesión de la Autoridad Portuaria de Barcelona para utilizar los terrenos. Además de esta cuestión administrativa, también se llevará a cabo una tramitación urbanística específica y se elevará la iniciativa al Govern para su visto bueno.

La empresa pública se incorpora a una sociedad con mayoría de VIIA para gestionar y explotar la terminal

La futura instalación ferroviaria tendrá capacidad para operar y gestionar ocho frecuencias diarias y estará abierta al uso de cualquier operador. “Esta oferta de transporte ferroviario constituye una alternativa real al transporte de mercancías por carretera y permitirá conectar Catalunya con Francia y los países del centro y Norte de Europa”, han asegurado desde la Generalitat. Entre otros, han recordado desde el Ejecutivo catalán, “presenta numerosos beneficios sociales, económicos y ambientales, entre los cuales la reducción del tráfico de camiones a las carreteras con la consecuente disminución de emisiones de gases contaminantes, la optimización de los sistemas de transporte y logística y un efecto positivo en la reducción de la siniestralidad”.

Al acto de la firma entre Cimalsa y VIIA, también han asistido el consejero de Territori i Sostenibilitat, Damià Calvet, así como el secretario de Infraestructures i Mobilitat, Isidre Gavín, la presidenta del puerto de Barcelona, Mercè Conesa, o el director del puerto, José Alberto Carbonell, entre otros. Damià Calvet ha ofrecido a los representantes de SNCF “toda la capacidad de la Generalitat para avanzar en todo lo que signifique la descarbonización de la movilidad para lograr las cero emisiones en el 2050”. Precisamente, el consejero de Territori ha destacado el valor económico y ambiental de este proyecto “que llevamos años trabajando y con el cual conseguiremos un mayor tráfico ferroviario de mercancías”.

La alianza de Cimalsa con VIIA forma parte de la estrategia de la empresa pública de participar y desarrollar una red intermodal a lo largo de Catalunya. Para ello, también está trabajando para desplegar la Terminal Intermodal del Empordà, que se construirá en unos terrenos de su propiedad. Esta infraestructura está actualmente a la espera de que se presente la licitación de su proyecto constructivo.