15 de diciembre de 2019 | Actualizado 10:11

El puerto de Bilbao mantiene tráficos en el primer semestre pese a las paradas de Petronor

El enclave mueve cerca de 17,6 millones de toneladas entre enero y junio (-1%) y las previsiones apuntan a un crecimiento del 2% a cierre del ejercicio 2019
Puerto de Bilbao

El movimiento de mercancías en el puerto de Bilbao se ha situado en los 17,6 millones de toneladas entre enero y junio, sin contar tráfico local ni avituallamiento, con un ligero retroceso del 1% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, lo que se traduce en 200.000 toneladas menos. La razón de este descenso, según fuentes de la autoridad portuaria, se encuentra principalmente en las dos paradas técnicas de la refinería de Petronor (Repsol), que han supuesto alrededor de 1,6 millones de toneladas menos y “han lastrado el crecimiento que venía experimentando el puerto en los últimos años”. Petronor ha realizado esta parada para mejorar y renovar sus instalaciones, en las que ha invertido 101 millones de euros. “Sin esta circunstancia coyuntural, el tráfico experimentaría un crecimiento superior al 7%”, se apunta desde el enclave bilbaíno. Teniendo en cuenta estas circunstancias y el crecimiento económico estimado, la autoridad portuaria prevé finalizar el ejercicio con incrementos de tráfico en torno al 2%.

135.000 TONELADAS MENOS EN GRANELES LÍQUIDOS
Los graneles líquidos han registrado un descenso de 135.000 toneladas en el primer semestre. Los mayores decrementos, por la parada de la unidad de refino de Petronor, se dan en el crudo y el fuel pesado, lo que supone más de un millón de toneladas. En cuanto a los crecimientos, destaca el gas de BBG que, con 950.000 toneladas y 14 buques más, duplica el movimiento del año pasado. Por su parte, los graneles sólidos, con 23.000 toneladas más, presentan un resultado positivo del 1%. Dentro de este crecimiento, la autoridad portuaria ha subrayado las importaciones de haba de soja y las exportaciones de sulfatos y arena y grava.

En cuanto a la mercancía general convencional, ha descendido el 5,4% por la caída de los productos siderúrgicos. La mercancía rodada, por su parte, se ha incrementado el 5%, superando las 434.000 toneladas, gracias al incremento del tráfico de Brittany Ferries y Finnlines. Por último, la mercancía general en contenedor registra un ligero aumento (0,3%), manteniendo los niveles del pasado ejercicio. Los contenedores llenos, medidos en teus, han crecido el 1,6%, mientras que los vacíos bajan el 5%, ha contabilizado el puerto de Bilbao.

DISMINUYE LA CIFRA DE NEGOCIO POR LA REDUCCIÓN DE TASAS 
La cifra de negocio se sitúa en 34,9 millones de euros en este primer semestre, frente a los 35,4 millones del mismo periodo del ejercicio anterior, lo que representa una reducción del 1,6%. Según apunta el comunicado emitido por la institución portuaria, esta diminución se corresponde con la estrategia de reducción de tasas a los usuarios y clientes. La autoridad portuaria comenzó a aplicar, a mediados de 2018, una bajada del 10% en la tasa a la mercancía, que ha supuesto 2,5 millones de euros de ahorro para los clientes en el último año.

En cuanto a la inversiones de la autoridad portuaria, el total para este año es de 60,4 millones euros. La actuación más destacada es la primera fase del Espigón central, cuya finalización está prevista para el mes de octubre, con una inversión de 74,1 millones de euros y una aportación del 20% por parte de la Comisión Europea.