11 de diciembre de 2019 | Actualizado 6:41

Ports de la Generalitat invertirá 2 millones de euros en el puerto de l’Ampolla en cuatro años

El dique de abrigo se adecuará para mitigar los efectos de los temporales, se alargará el espigón para evitar agitaciones en la dársena pesquera y se instalará un pararrayos en prueba piloto
Ports de la Generalitat de Catalunya

La empresa pública Ports de la Generalitat prevé invertir cerca de 2 millones de euros en el puerto de l’Ampolla (Tarragona) en los próximos cuatro años. El gerente de la entidad, Joan Pere Gómez, se ha reunido estos días con el alcalde de l’Ampolla, Francesc Arasa, y el responsable territorial de la Zona Portuaria Sur, Enric Martínez, para dar a conocer al Ayuntamiento les actuaciones previstas. Las principales obras serán el refuerzo del dique de abrigo, el alargamiento del espigón de entrada al puerto, la mejora del paseo marítimo en el lado de montaña, las nuevas conexiones eléctricas necesarias para instalar un punto de recarga de vehículos eléctricos y la instalación de un pararrayos que forma parte de una prueba piloto. Estas actuaciones están incluidas en el Plan de inversiones 2019-2022 de la empresa pública.

La adecuación del dique de abrigo es una actuación muy demandada por el sector pesquero de l’Ampolla para evitar las afectaciones derivadas de los fuertes temporales de levante que provocan ultrapasos de oleaje por encima de la infraestructura. Así mismo, se alargará el espigón de la bocana para evitar la agitación dentro de la dársena pesquera cuando hay temporales. La redacción de los dos proyectos está prevista para otoño.

Uno de los temas que implica especialmente al Ayuntamiento de l’Ampolla es la nueva urbanización del paseo marítimo del lado de montaña, para integrar mejor el puerto con el núcleo urbano. El objetivo es hacer más permeables los cruces de las calles que dan al paseo marítimo y mejorar las aceras y los accesos y suprimir las barreras arquitectónicas. Este proyecto se prevé licitar después del verano del próximo año.

PARARRAYOS EN PRUEBA PILOTO
En la evaluación de los Planes de autoprotección de los puertos titularidad de la Generalitat se ha detectado un posible riesgo por la caída de rayos en las instalaciones portuarias. Ahora se hará un estudio técnico para incorporar este aspecto de riesgo dentro de los Planes de autoprotección, así como la instalación de sistemas de protección con la dotación de pararrayos en los puertos. El puerto de l’Ampolla será uno de los puertos donde se instalará este instrumento de protección para realizar la prueba piloto.

Además, también se dotará a la infraestructura portuaria de un punto de recarga para vehículos eléctricos el año que viene. Antes deben iniciarse los trámites para llevar a cabo la mejora de la potencia eléctrica para poder dar este nuevo servicio a los ciudadanos y ciudadanas. Así mismo, se tendrán que hacer las adecuaciones y nuevas canalizaciones eléctricas para garantizar la potencia necesaria para subministrar electricidad a los vehículos. El gerente de Ports ha comentado sobre la instalación del punto de recarga que “tenemos que impulsar la movilidad sostenible porque minimiza el impacto ambiental y el acústico”. Joan Pere Gómez ha añadido que “los vehículos eléctricos tienen que poder cargarse en todos los puertos de la costa ebrense gestionados por la empresa pública”.