18 de agosto de 2019 | Actualizado 16:33

La carga aérea mundial decrece por octavo mes consecutivo

África ha sido la única región en registrar un resultado positivo en junio, con un aumento de la demanda del 3,8% respecto al mismo periodo de 2018
Qatar Airways

Los últimos datos de IATA constatan que la carga aérea mundial ha decrecido el 4,8% en junio, comparado con el mismo periodo de 2018. Es el octavo mes consecutivo que registra resultados negativos, sepultando la modesta recuperación que experimentó en mayo. La capacidad de carga ha vuelto a superar a la demanda y, de manera global, la incerteza del mercado se ha incrementado tras el último aumento arancelario entre Estados Unidos y China.

“El comercio global continúa sufriendo mientras las tensiones comerciales se profundizan”, ha explicado el director general de IATA, Alexandre de Juniac. “Nadie gana en una guerra comercial”, porque “las fronteras que están abiertas al comercio registran una prosperidad sostenida y esto es en lo que nuestros líderes políticos deben focalizarse”, ha añadido.

La incerteza del mercado se ha incrementado tras el último aumento arancelario entre Estados Unidos y China

RESULTADOS POR REGIONES
Dividido por regiones, África ha sido la única en crecer en junio, con un aumento de la demanda del 3,8%, siendo la que registra unos mejores resultados por cuarto mes consecutivo. “La capacidad ha crecido el 16,6% y el análisis de rutas muestra que los resultados entre África y Asia es fuerte, aumentando el 12% interanual”. No obstante, las aerolíneas de Asia y el Pacífico han descaelerado el 5,4% su demanda. “La guerra comercial entre China y Estados Unidos no es el único factor, ya que la demanda dentro del mercado asiático ha decrecido más del 10% en el último año”, ha justificado IATA. Por su parte, la capacidad de carga ha aumentado el 1,8% en junio.

En cuanto a las aerolíneas norteameircanas, la demanda ha caído el 4,6% y la capacidad se ha incrementado el 1,9%. Concretamente, el comercio con Asia ha bajado el 5%, pero también las rutas desde y hacia Europa, América del Sur y Oriente Medio. De manera similar, Europa ha registrado un descenso del 3,6%. “Comparativamente, los fuertes volúmenes de carga dentro de Europa están ayudando a minimizar el impacto de unas exportaciones alemanas más débiles”, ha puntualizado la asociación aérea. Por su parte, la capacidad de carga ha aumentado en esta región el 2,8%.

El decrecimiento más pronunciado de junio se ha producido en Oriente Medio, cuya demanda ha caído el 7%

El decrecimiento más pronunciado se ha producido en Oriente Medio, cuya demanda ha caído el 7%, mietras la capacidad ha aumentado el 2,7%. Los volúmenes hacia Europa y Asia-Pacífico han sido particularmente débiles, con una bajada del 7,2% y el 6,5%, respectivamente. Finalmente, la caída en América Latina ha sido del 1% y la capacidad ha aumentado el 4,6%. “Gran parte del declive en el tráfico se puede atribuir a un debilitamiento dentro del mercado sudamericano, especialmente Brasil y Argentina, donde la demanda ha bajado el 6,5%”, ha explicado IATA.